Zarpa de Mallorca "barco burbuja" con estudiantes confinados por macrobrote de covid

Un barco burbuja con 118 jóvenes que estaban confinados en un hotel de Mallorca (Baleares, España) tras declararse un brote gigante de covid-19 en la isla donde celebraban el final de curso, zarpó este jueves rumbo a Valencia (costa este), desde donde los jóvenes podrán regresar a sus ciudades tras dar negativo en los tests.

Un barco burbuja con 118 jóvenes que estaban confinados en un hotel de Mallorca (Baleares, España) tras declararse un brote gigante de covid-19 en la isla donde celebraban el final de curso, zarpó este jueves rumbo a Valencia (costa este), desde donde los jóvenes podrán regresar a sus ciudades tras dar negativo en los tests.

La embarcación, que tiene un piso reservado para los estudiantes, salió a las 10H00 del puerto de Palma horas después de que la justicia no ratificara el confinamiento preventivo para los jóvenes que habían dado negativo y seguían encerrados en un hotel de la isla.

A su llegada a Valencia, tras un viaje en el que no podrán cruzarse con el resto de pasajeros, los estudiantes serán recogidos por sus regiones, que decidirán si les someten a otro test.

El megabrote declarado en Mallorca arrancó la semana pasada, cuando cientos de jóvenes dieron positivo en varios puntos de España, a su regreso de una semana de fiesta en la isla.

Según el Ministerio de Sanidad, al menos 1.824 personas resultaron infectadas, y 5.978 fueron obligadas a observar cuarentena.

Muchos de ellos dieron positivo ya de vuelta a casa, pero otros seguían confinados en el hotel Palma Bellver, apodado con sorna "hotel covid", que alojaba a 232 estudiantes que tuvieron un vínculo directo o indirecto con el brote.

Tras ser sometidos a test, el 25% dio positivo por coronavirus.

Este miércoles, una jueza estableció que los estudiantes que, hasta el momento, eran negativos o se habían negado a hacerse la prueba PCR pudieran abandonar la isla, aunque poco después otros nueve dieron positivo, informó el gobierno balear, que pretende recurrir la decisión.

"Pedimos responsabilidad a los jóvenes y sus familias. Que se queden en el hotel y hagan la cuarentena que protege a todos. O tomen el barco burbuja mañana", había reclamado el gobierno de las islas en su cuenta de Twitter el miércoles.

El confinamiento de los estudiantes generó mucha polémica en España ante las quejas de los jóvenes, que se asomaban a los balcones de sus cuartos gritando "somos negativos, queremos salir", y de sus padres, que solicitaban su liberación.

Al mismo tiempo, el gobierno balear aumentaba sus pedidos de prudencia y los vecinos denunciaban el clima festivo del hotel confinado, donde tuvo que acudir la policía en varias ocasiones debido al alto nivel de la música o al lanzamiento de objetos sobre la vía pública.

bur-rs/mg/me

FUENTE: AFP

Dejá tu comentario