Nacional

Uruguay pedirá a Brasil mismo trato que a su industria nacional

La delegación que se reunirá con jerarcas del gobierno de Rousseff solicitará que la industria automotriz uruguaya tenga el mismo tratamiento impositivo que la brasileña.

 

El ministro de Industria, Roberto Kreimerman, informó que en la reunión que mantendrán representantes de Uruguay y Brasil el martes, nuestro país promoverá que los autos de fabricación nacional tengan un trato tributario similar a los fabricados en Brasil.

Al término del Consejo de Ministros el jerarca destacó además en conferencia de prensa la fluidez de la relación entre el presidente Mujica y Dilma Rousseff, que permitió que se concretara rápidamente un encuentro bilateral para encontrar soluciones al diferendo comercial.

El jerarca señaló que las negociaciones se realizarán en el marco una mejora de los flujos comerciales entre ambos países.

Por su parte, el subsecretario de Relaciones Exteriores, Roberto Conde, reiteró lo dicho por el Presidente Mujica este fin de semana que reafirmó que la estrategia de inserción internacional de Uruguay en el mundo está apegada a la integración plena al MERCOSUR.

“Estamos absolutamente convencidos de que este es el camino”, aseguró Conde. Explicó que se debe insistir en alcanzar una verdadera complementación económica y de los procesos productivos de los países de la región. Estimó que Uruguay se verá libre de este tipo de “sacudones de políticas comerciales” cuando logre incrementar el proceso de inversión industrial de los brasileños y argentinos en el país.

Además, manifestó que la medida tomada por Brasil no fue sorpresiva ya que se enmarca en el plan “Brasil Mayor” anunciado hace aproximadamente dos meses. “No fue una medida tomada en contra de Uruguay”, subrayó.

 

Uruguay exporta 20 mil autos por año. Brasil importa cuatro millones.

El comercio bilateral entre ambos países alcanza en términos anuales los US$ 3.000 millones mientras que solamente las exportaciones rondan los US$ 1.450 millones.

Brasil importa cuatro millones de vehículos por año. De ese total, 20 mil provienen de Uruguay.

Una delegación del Ejecutivo partirá este lunes a Brasil para reunirse con autoridades de Hacienda.

El gobierno intentará destrabar el comercio automotriz en dificultades luego del anuncio de medidas proteccionistas por parte del gobierno de Dilma Rousseff.

A Brasilia partirán el subsecretario de Economía y Finanzas, Luis Porto, el director de Industria, Sebastián Torres y el director general para Asuntos de Integración y Mercosur del Ministerio de Relaciones Exteriores, Álvaro Ons.

La iniciativa del encuentro la tuvo la mandataria brasileña Dilma Rousseff que el viernes llamó al presidente José Mujica para que envíe una delegación a reunirse con integrantes de su gobierno tras el impacto que tuvo algunas medidas comerciales.

Días pasados la administración Rousseff incrementó 30% el arancel a la importación de vehículos y autopartes lo que impactó directamente sobre varias industrias uruguayas.

Las empresas de automóviles asiáticos instaladas en Uruguay como Chery-Socma (que opera en la planta de Oferol), Kia (en la planta de Nordex) y Effa, se ven afectadas por la medida ya que no poseen una planta en Brasil.

Para Effa ese país es el 100% del destino de su producción, mientras que para Chery es el 50%.La semana pasada Effa tuvo que cerrar temporalmente la producción, quedarse con 2.000 autos en stock y enviar a 400 trabajadores al seguro de desempleo.

Dejá tu comentario