Un turista sueco perdió una pierna tras ser baleado mientras paseaba por Buenos Aires

Se trata de un ingeniero de 36 años que estaba con su pareja. Antes habían pasado por Uruguay

Un turista sueco perdió una pierma al ser baleado por un delincuente mientras recorría el barrio porteño de Monserrat.

Christoffer Persson, un ingeniero de 36 años, fue atacado el 30 de diciembre a las 22 horas mientras disfrutaba de vacaciones. estaba junto a su novia, María Izzo.

Estaban a dos cuadras del hotel donde se hospedaban, cerca de la 9 de Julio. Querían visitar San Telmo.

La víctima intentó defenderse del ladrón y terminó baleado en la rodilla derecha. El proyectil le destruyó una arteria y el turista sufrió la amputación de la pierna herida. La operación se concretó el martes en el Hospital Argerich.

Jorgen Persson y Anita Persson Gyllenston, padres de Christoffer, viajaron de urgencia a Argentina, un viaje que les insumió 25 horas con escalas de Dinamarca y Gran Bretaña.

turista-2.jpg
Hermano, padre y madre del joven sueco baleado esperan en el Hospital Argerich
Hermano, padre y madre del joven sueco baleado esperan en el Hospital Argerich

La familia informó a Clarín que la Policía se tomó cuatro días para tomarle declaración oficial a Izzo, la pareja del hombre baleado. Los agentes querían llevarla a la sede policial, pero la joven se negó: no podía dejar solo a su marido.

"Es una lástima conocer el país así, en estas circunstancias", afirmó Jorgen Persson, el padre del ingeniero sueco baleado. "Es lamentable lo que pasó pero él es fuerte. Va a estar bien".

Christoffer y María habían llegado a Argentina el 20 de diciembre y visitaron Bariloche y Colonia (Uruguay).

Dejá tu comentario