Sociedad

Un trabajador de 52 años murió tras ser aplastado por un elevador

El hecho ocurrió mientras desempeñaba sus tareas laborales en una fábrica, el hombre falleció por hundimiento de tórax.

Esta tarde un trabajador de 52 años murió mientras trabajaba un montacarga en una fábrica de cal, que se encuentra en la calle Corrales, en el barrio Ituzaingó.

Según los testimonios, el hombre tropezó la máquina contra una piedra, lo que le hizo perder estabilidad, cayendo al piso. Posteriormente, el vehículo cayó encima de el.

Pese al esfuerzo de los compañeros para sacarlo de abajo de la máquina, pocos minutos después, se constató el fallecimiento del hombre.

Los médicos actuantes que llegaron al lugar diagnosticaron hundimiento de tórax, a raíz del fuerte golpe que recibió.

En el lugar también trabajó un equipo de Bomberos, y posteriormente de Policía Científica, quienes hicieron pericias de lo sucedido.

Dejá tu comentario