Un Rada auténtico en los Latin Grammy: "estoy negro de alegría"

El músico uruguayo puso su cuota de humor y agradecimiento por la distinción recibida ayer en Las Vegas.

"Estoy negro de alegría. Una alegría enorme"

Así agradeció "El Negro" Rada su premio Latin Grammy a la excelencia con una enorme sonrisa y dijo que el mismo representaba un "honor increíble" para él y "una caricia para el Uruguay".

La ceremonia desarrollada en Las Vegas dio un espaldarazo a los más de 50 años de carrera artística del uruguayo, una trayectoria que comenzó a los 13 años y que tuvo diversas reinvenciones a lo largo de las décadas, aunque sin perder su innegable identidad.

El acto mezcló momentos de tristeza con alegría, José Feliciano, Alex Lora, Manuel Alejandro, Les Luthiers y el difunto Joe Arroyo fueron reconocidos con premios especiales de la Academia Latina de la Grabación, informó la agencia AP.

Fueron varios los ausentes, pero ninguna falta se sintió tanto como la del colombiano Arroyo, quien murió al día siguiente de enterarse que recibiría el Premio a la Excelencia Musical.

El compositor y productor colombiano Kike Santander recibió el premio en nombre de Arroyo y dijo que lo llevaría a su país. Recordó que Arroyo conoció "con gran alegría" la noticia del premio y "se emocionó mucho".

Arroyo es el primer artista honrado póstumamente por la academia con el Premio a la Excelencia Musical.

Manuel Alejandro fue el primer agasajado en la ceremonia, que comenzó con los premios del Consejo Directivo.

"Soy de los que no preparan nada, incluso las canciones prácticamente las escribo en el estudio", dijo Alejandro como disculpándose por no tener un discurso, tras recibir la estatuilla de manos del cantante mexicano Cristian Castro.

Estos premios "son sin duda por haber dado con la talla de cantantes como Raphael, Jose José, Julio Iglesias...", expresó el autor de éxitos como "Manuela", que popularizara Iglesias, y a ellos y a su familia dedicó el galardón.

En la velada realizada en el Hotel Four Seasons de Las Vegas no estuvo presente el presidente de la academia "por motivos de salud", dijeron los organizadores.

Tampoco asistieron el músico mexicano Jesús "Chucho" Ferrer, agasajado por el Consejo Directivo, ni la cantante brasileña Gal Costa, premiada por su Excelencia Musical.

Otro momento emotivo fue el reconocimiento a Feliciano, quien recibió el Premio a la Excelencia de manos de otro legendario guitarrista: el mexicano Carlos Santana, consignó la agencia noticiosa.

"Lo que le dio a él Dios es una cosa que no se puede medir; sólo se puede saborear", dijo sobre el talento del músico puertorriqueño.

El quinteto argentino Les Luthiers, también ganador del premio a la excelencia, lo recibió con alegría y la típica ironía que caracteriza sus actuaciones.

"Estamos muy honrados y orgullosos sobre todo porque (el Latin Grammy) se asocia con artistas muy exitosos. El hecho de que nos lo den lo desmiente. Nosotros no sólo no vendimos muchos discos, sino que compramos muchísimos", dijo Marcos Mundstock, uno de los integrantes de la agrupación, provocando la risa del público.

"Es como si nos hayan invitado a una fiesta de familiares que sabíamos que existían ... pero no nos conocíamos personalmente", añadió. "¡Gracias por invitarnos a la fiesta de la familia!".

Y la estadounidense Linda Ronstadt, quien recibió el mismo reconocimiento, aceptó el premio de manos de Neil Portnow, presidente de la Academia Nacional de las Artes y Ciencias de la Grabación.

Los premios especiales se entregaron en una ceremonia que precede a la 12 edición anual del Latin Grammy, horas antes que la colombiana Shakira fuera honrada como Persona del Año por sus logros artísticos y culturales y sus contribuciones filantrópicas.

El Premio a la Excelencia Musical es otorgado por votación del Consejo Directivo de la Academia Latina de la Grabación a artistas que a lo largo de su vida han realizado contribuciones creativas de excepcional importancia artística en el campo de la grabación.

Dejá tu comentario