Ultraderecha entró por la puerta de Andalucía a la política española tras 40 años de ostracismo

Consiguió 12 escaños y ahora va por el resto del país. Quién es Francisco de Asís Serrano, el polémico exjuez que se enfrenta con la "ideología de género"

La irrupción de un partido ultraderechista en un Parlamento regional por primera vez en España desde el regreso de la democracia tras la muerte de Francisco Franco en 1975, sacudió el escenario político del país en el inicio de una cargada temporada electoral.

Primer examen electoral desde la llegada al poder del socialista Pedro Sánchez en junio, las elecciones anticipadas en Andalucía, la región más poblada de España y feudo tradicional socialista, provocaron el domingo "un terremoto" que "cambia el panorama político nacional", estimó en su editorial el diario El País.

Esto ocurre a las puertas de un 2019 de alto voltaje electoral, con comicios municipales, regionales y europeos el 26 de mayo y unas muy probables legislativas a nivel nacional durante el año.

Fundado en 2013, Vox se convirtió el domingo en el primer partido ultraderechista en entrar en un Parlamento regional español desde que se restableció la democracia hace más de cuarenta años.

El lunes por la noche, cientos de personas salieron a la calle en varias ciudades andaluzas, entre ellas Sevilla y Málaga, para protestar contra la irrupción de esta formación ultraderechista, según se podía ver en videos en las redes sociales y los medios locales.

Con 12 diputados regionales, Vox tendrá peso en la formación del futuro gobierno regional. El Partido Popular (derecha) y Ciudadanos (centroderecha) no han excluido una alianza con esa formación.

"Hemos recibido el mensaje de la ciudadanía", tuiteó la presidenta regional andaluza Susana Díaz, que difícilmente podrá mantenerse en el cargo.

"Ahora toca (...) impedir que el gobierno de Andalucía dependa de un partido extremista, machista, homófobo y racista", añadió.

En Polonia para participar en la conferencia sobre el clima COP24, Pedro Sánchez aseguró en Twitter que "los resultados en Andalucía refuerzan nuestro compromiso de defender la Constitución y la democracia frente al miedo".

"Hemos dejado de ser una excepción en Europa", donde ha habido un avance de partidos de extrema derecha, como en Italia, Francia o Alemania, indicó Fernando Vallespín, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad Autónoma de Madrid.

Según analistas, el fenómeno Vox, que se benefició en Andalucía de la desmovilización de la izquierda tras 36 años en el poder y de la fragmentación de la derecha, se va a amplificar en el escenario nacional.

LLEGARON PARA QUEDARSE

Vox "ha entrado por la puerta grande en España" y "va a empezar a subir rápidamente en las encuestas a nivel nacional", opinó Pablo Simón de la Universidad Carlos III, quien no alberga dudas de "que este partido va a conseguir representación en las municipales, europeas y autónomas" en mayo.

"La Reconquista (en alusión a la Reconquista española sobre los musulmanes entre los siglos VII y XIV) comienza en tierras andaluzas y se extenderá en el resto de España", tuiteó la formación de extrema derecha tras conocerse los resultados del domingo.

Subestimado en los sondeos en Andalucía, que no les otorgaban más de 5 escaños en el Parlamento regional, encuestas a nivel nacional muestran que Vox podría ganar un escaño en unas legislativas anticipadas.

Si Vox entra en el Parlamento en Madrid, será la primera vez que la extrema derecha tenga representación allí desde 1982.

El partido "tendrá varios escaños, porque este era un problema de romper el tabú" del voto para la ultraderecha, estimó Vallespín. Para Pablo Simón, Vox podría conseguir "entre 5 o 6" diputados en la Cámara Baja.

Más allá de sus argumentos populistas, sobre todo su rechazo a la inmigración, el voto a favor de Vox, que promueve la ilegalización de los partidos independentistas catalanes, se nutrió del tema de la tentativa de secesión de Cataluña hace un año. Un tema que también impulsó a Ciudadanos, otro gran vencedor de las elecciones andaluzas, con 21 escaños.

La crisis catalana "indudablemente tenía que tener un efecto y ha tenido el efecto que muchos temíamos: la revitalización de un nacionalismo español también extremo", explicó Vallespín.

Al contrario que en otros países europeos donde el adversario de la ultraderecha "es Europa y los inmigrantes y las propias élites políticas", en España "el adversario es quien no comparte une determinada idea de España, una idea bastante franquista de una España unitaria", acotó.

EL GOLPE AL GOBIERNO

Para el diario El País, los resultados en Andalucía "complican cualquier cálculo nacional que pueda tener (...) Pedro Sánchez, que tras la debacle socialista aumenta su debilidad".

El presidente del gobierno español está "en una situación compleja", a juicio de Pablo Simón, toda vez que podría plantearse a corto plazo un adelanto electoral de las legislativas para "intentar sacar a los votantes de izquierda a la calle con el miedo a la extrema derecha".

Pero esa estrategia podría ser contraproducente y abrir la puerta a un gobierno del PP, Ciudadanos y Vox en España, "algo que podría ocurrir también", advirtió.

EL LÍDER CONTRA EL "HEMBRISMO"

Francisco de Asís Serrano Castro, el juez Serrano, como es conocido en Sevilla, se afilió a Vox en 2014., informa El País de Madrid.

En 2015, el grupo quedó en novena posición, lejos los 12 escaños obtenidos. La frase de Martin Luther King “Para que triunfe el mal, solo es necesario que los buenos no hagan nada” es la que Serrano eligió para ilustrar sus razones para adentrarse en política.

Tiene 53 años Lleva 27 años casado con la abogada María José Maestre y es padre de dos mujeres, que son quienes reciben las críticas al líder político.

Sus enfrentamientos contra lo que él llama "el hembrismo" y el "feminismo radical" lo definen.

En 2009 una veintena de asociaciones de mujeres solicitaron al Consejo General del Poder Judicial que le abriera expediente por considerar que actuaba “como altavoz” de los maltratadores. Él ha reiterado que se siente “víctima del yihadismo de género”.

“Hay que proteger a las mujeres de cualquier tipo de violencia, pero desde la presunción de inocencia, no a partir de un determinismo de que la mujer siempre es la víctima, porque entonces se está aplicando una perspectiva psicológica pero no legal”, explicó Serrano.

El juez actualmente está en excedencia y trabaja en su propio despacho, donde le ayuda su hija mayor, abogada, de 24 años.

Creó la Plataforma Ciudadana por la Igualdad, que considera que la ideología de género no soluciona las situaciones de abuso, y que se han creado otros problemas que retroalimentan “el conflicto”.

Esa organización defiende la teoría del síndrome de alienación parental (SAP), una corriente psicológica que sostiene que los recuerdos de maltrato que tienen los niños, aunque parezcan creíbles, hay que ponerlos en cuestión.

Serrano nació en Madrid y llegó a Sevilla con 11 años, tras pasar los siete anteriores en Algeciras.

“Presumo de sevillanía", dijo en una autoevaluación. "Me encanta la Semana Santa, soy hermano de San Isidoro, me gusta la Feria, tengo caseta con los amigos, y soy del Betis”.

Dejá tu comentario