Tras votar, Macri llamó a las urnas y Alberto F. convocó a "trabajar juntos"

Para los peronistas es un día doblemente especial porque se cumple aniversario de la muerte del líder Néstor Kirchner

El presidente liberal Mauricio Macri, quien busca la reelección, instó a los argentinos a acudir masivamente a las urnas y conseguir "la votación con mayor afluencia de la historia" desde el regreso a la democracia en 1983, al salir del centro electoral este domingo en Buenos Aires.

"Estamos viendo una mayor concurrencia, bastante mayor que en las PASO (elecciones primarias). Hay mucho interés, entendemos que ésta es una elección histórica", declaró Macri, a quien las encuestas no favorecen pero que apuesta a una alta participación que recorte la diferencia y le permita ir a segunda vuelta el 24 de noviembre.

"Creo que va a haber mayor participación que nunca antes, al menos en varias décadas. Eso es algo muy positivo porque hay que expresarse a través del voto. Hay que esperar a después de las nueve de la noche y si el resultado es parejo habrá que esperar mucho más", afirmó el presidente.

Macri acudió a votar con su esposa Juliana Awada. Almorzará con sus hijos en su casa de descanso en la periferia de Buenos Aires y luego irá a la residencia presidencial de Olivos.

Macri recibió un fuerte golpe en las elecciones primarias del pasado 11 de agosto, cuando obtuvo 33% de los votos frente a 49% del peronista de centro-izquierda Alberto Fernández, quien de inmediato se convirtió en favorito para esta elección presidencial.

En esas primarias la participación electoral fue de 75%. La mayor asistencia ha sido la de las primeras elecciones en democracia, que ganó el radical Raúl Alfonsín en 1983, cuando votó 85% del padrón.

DEJAR ATRÁS LA POLARIZACIÓN

Alberto Fernández, favorito de los sondeos para ganar las presidenciales de Argentina por el peronismo de centro-izquierda, prometió dejar atrás la polarización y "trabajar todos juntos por un país mejor", al votar este domingo en Buenos Aires.

"Se terminaron el 'nosotros' y el 'ellos'", aseguró Fernández en referencia a la feroz división política entre peronistas y seguidores del presidente liberal Mauricio Macri, quien busca la reelección.

"Estamos en una crisis enorme, todos tenemos que tener mucha responsabilidad por lo que viene. Ese es el esfuerzo de todos", insistió Fernández.

A su llegada al centro electoral, Fernández fue recibido con pétalos de rosa que le lanzaron partidarios y se tomó selfies con votantes.

Fernández evocó al expresidente Néstor Kirchner (2003-2007), del que fue jefe de gabinete y de quien este domingo se cumplen nueve años de su muerte.

"Siento que Dios existe y Dios ha decidido que justo el día en que se fue Néstor estén votando los argentinos", dijo.

Dejá tu comentario