Nacional

Tragedia en la Cumbre: se suicidó alto funcionario de Argentina

La presidenta Cristina Fernández se enteró en plena reunión y pidió para salir profundamente emocionada. Se descompensó y fue asistida por médicos.

 

La Cumbre del Mercosur se vistió de luto. El número dos de la Secretaría de Comercio Exterior de la República Argentina, el joven economista Iván Heyn, se suicidó este martes en su habitación del hotel Radisson de Montevideo.

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, se enteró en plena reunión de la trágica noticia. Se descompensó, sufrió una crisis nerviosa muy fuerte y debió ser asistida por el personal médico. A última hora de este martes llegaron familiares del economista a Montevideo para realizar los trámites de traslado del cadaver. 

Heyn, un joven economista del gobierno de Cristina Fernández, integraba la delegación oficial del vecino país que llegó el lunes para participar de la Cumbre del Mercosur. Según información a la que accedió Subrayado, el joven economista estuvo anoche en el Spa del Hotel Radisson, donde se hospedaba, y luego participó de la cena junto a otros miembros de la delegación. Nada hacía pensar que tomaría tal determinación.  

El profesional se suicidó utilizando un cinturón, que ató al armario de la habitación, la número 1062, del Hotel Radisson. La policía tomó rastros de huellas dactilares en el lugar. Según información calificada, los médicos que actuaron hablan de entre 6 y 12 horas de fallecido cuando fue encontrado el cuerpo.

 

PERFIL DE HEYN

Heyn era calificado como el economista estrella de los jóvenes ultra K. Fiel exponente del ideario económico del kirchnerismo, a los 33 años alcanzó a presidir la Corporación Puerto Madero y fue integrante, en nombre del Estado, del directorio de la metalúrgica Aluar.

El economista graduado con honores en la Universidad de Buenos Aires tenía 33 años y era integrante de la agrupación kirchnerista La Cámpora. Hijo de padre paraguayo y madre argentina, en sus tiempos de estudiante, fue presidente de la Federación de Estudiantes de la UBA y su carrera en el Gobierno se inició cuando tenía 28 años, cuando ingresó como asesor de la entonces ministra de Economía Felisa Miceli y luego como secretario de Industria, entre 2008 y 2009.

Se desempeñó como presidente de la Corporación Puerto Madero y como director por el Estado en la productora de acero Aluar. Y tras el triunfo electoral de octubre pasado, la presidenta Cristina Kirchner lo eligió como una de las nuevas figuras jóvenes dentro del Ministerio de Economía, que encabeza Hernán Lorenzino, y había asumido en el cargo el 10 de diciembre.

Era un "soldado del proyecto K", como él mismo se definía, según un artículo de prensa de La Nación. Previo a las elecciones, señalan que su nombre sonaba en ciertos sectores del establishment empresarial, por eso algunos lo bautizaron "el De Vido de La Cámpora", ya que, como el ministro, desde la muerte de Néstor Kirchner se dedicaba a tender puentes con los hombres de negocios, con promesas de reforzar el rol de la burguesía nacional en el segundo mandato de Cristina Kirchner.

Iván Heyn nació en el seno de una familia judía, hace 33 años. Era el economista estrella de La Cámpora y el asesor económico de Máximo Kirchner, fundador de la agrupación juvenil. Fiel exponente del pensamiento económico K, prometía "profundizar el modelo" si Cristina Fernández ganaba en octubre, tal como sucedió.

Todos le auguraban a Heyn un cargo relevante en el futuro inmediato. "Somos soldados de este proceso y no pedimos lugares para nosotros, pero sí participar y que nos abran las puertas", explicaba Heyn hace pocas semanas en una entrevista a medios porteños.

Heyn vivía en la zona de San Telmo y le gustaba trotar por las mañanas. Era obsesivo, hiperquinético y, según sus amigos, "discutidor como un trosko" cuando de política se trata. Para desenchufarse, le gustaba bailar tango y, dicen, era buen bailarín. Vivía en pareja con una politóloga llamada Luanda, que aparece en su facebook, en varias postales de su vida cotidiana y política.

Hay una foto particularmente descriptiva en la que Heyn aparece en las escalinatas del think tank liberal Cema, haciendo la V de la Victoria mientras un título irónico enmarca la toma: "La heterodoxia se adapta a los nuevos tiempos".

En el siguiente video se lo puede ver a Heyn en su última participación en el programa 678 del canal 7 argentino.

Entrevista a Iván Heyn del periodista Juan Pablo Varsky

Dejá tu comentario