Nacional

Sospechosos de matar a Andrés Pereira pueden ser procesados solo por lesión

El abogado de la familia reconoció que los informes forenses no determinan que los golpes recibidos por Andrés le causaron la muerte.

El abogado de la familia de Andrés Pereira, el Dr. Juan Fagúndez, dijo este jueves de noche a Subrayado que los sospechosos del homicidio del joven de 16 años podrían ser procesados solo por lesiones graves o gravísimas.

Esto porque los informes forenses indican que no se puede probar que la muerte de Andrés haya sido como consecuencia de los golpes recibidos.

Andrés desapareció en 2014 tras un campamento en Punta Espinillo del Nuevo Partido Comunista. Recién hace pocos días se encontró el cuerpo y un cocinero de aquel campamento reconoció que golpeó a Pereira.

El cuerpo del joven apareció cerca de donde se hizo el campamento.

Finalmente la familia de Andrés pudo despedir sus restos este jueves tras un velatorio en la sede gremial de los funcionarios del Casmu.

Al mismo tiempo se reinició en esta jornada la indagatoria judicial por el caso. La jueza María Noel Odriozola citó a 15 personas para ser interrogadas, entre sospechosos, indagados y testigos.

El cadáver de Pereira fue encontrado hace pocos días en un descampado de Punta Espinillo, cerca del lugar donde se lo buscaba desde el año 2014, y el mismo en el que tuvo lugar el campamento del Nuevo Partido Comunista al que pertenecía.

Un vecino de la zona halló en una zona de altos pastizales restos oseos, la mochila y vestigios de la ropa.

Según las pericias forenses, el cráneo de la víctima presentaba señales de un traumatismo grave en la cara.

Esto confirmó la certeza de que Pereira murió como consecuencia de una paliza que recibió tras una discusión en el campamento.

Un hombre que ofició de cocinero en la ocasión, que es boxeador amateur, admitió haberle pegado al joven, que entonces tenía 16 años. La razón esgrimida por algunas personas que estaban con él es que Pereira robó 3.000 pesos, parte de la colecta que se había realizado  para financiar la comida.

Si murió en la reyerta del campamento y fue dejado escondido es algo que la justicia deberá determinar. Otra hipótesis es que después de haber recibido los golpes, el joven se fue y cayó fulminado minutos después sin que nadie reparara en la situación.

Esto coincide con algunas versiones de asistentes al campamento que dicen haber visto a Pereira retirarse por un camino vecinal luego del incidente.

De todos modos la justicia apunta a algunos integrantes del Nuevo Partido comunista que, a todas luces, dieron versiones que no se correspondieron con la realidad.

Algunos dijeron haber visto a Pereira tomar el ómnibus de regreso. Otros dijeron haberlo visto en distintas partes de Montevideo en los días y meses siguientes.

Marcelo Sánchez, dirigente del NPC, dijo que la víctima tenía problemas con drogas y una familia que no le daba contención. Desde el momento mismo de su desaparición, la familia Pereira y Sánchez estuvieron enfrentados por la situación.

El Nuevo Partido Comunista es una escisión del comunismo que hace años pide ingreso al Frente Amplio.

Sánchez es uno de los principales indagados de la causa, ya que su testimonio genera serias dudas.

En medios de comunicación, el dirigente aventuró la teoría de que hubiese sido víctima de asesinato por parte de narcos, y que fueron ellos quienes "plantaron" el cuerpo en la zona del campamento para señalar al sector político.

Sánchez relacionó la muerte ocurrida en 2014 con otras ejecuciones mafiosas recientes, como por ejemplo el atentado en el que murió la joven Micaela Saccone, víctima de un atentado contra otra persona -esta sí vinculada al tráfico de drogas- con la que casualmente estaba en un auto.

La teoría del líder político es improbable, ya que difícilmente los supuestos narcos tuvieran noticias del NPC y de la actividad que estaban desarrollando en aquel entonces.

Lo que sí se sabe a través del pruebas forenses es que Andrés murió en Punta Espinillo en la fecha en que tuvo lugar el campamento y en consecuencia de las heridas que se le infligieron en una pelea.

En este caso faltan los detalles, que son los que determinarán responsables.

 

Dejá tu comentario