Nacional

Silveira aseguró que las FFAA no "ajusticiaban" a los detenidos

Desde la cárcel de Domingo Arena, el coronel retirado pidió a los responsables de la muerte de Julio Castro que reconozcan el hecho.

 

La información que se dio a conocer sobre la muerte del maestro Julio castro mediante un disparo comenzó a generar reacciones.

El ex integrante de OCOA, coronel retirado Jorge Silveira, aseguró a La República desde la Cárcel de Domingo Arena que “el Ejército, la Marina o la Fuerza Aérea, no ajusticiaban” a los detenidos.

“El método ordenado por los mandos para la lucha contra las organizaciones armadas ­período 1972-1975­ consistía en investigar y detener a los terroristas, obtener en un tiempo sumamente acotado la información que permitiera el seguimiento de las operaciones para neutralizar y detener al enemigo. El jefe o segundo jefe de unidad debían estar presentes en los interrogatorios, para pasar al detenido al juez sumariante y posteriormente el juez militar lo recluía en los penales correspondientes”, dijo Silveira al matutino.

Silveira pidió a los responsables de la muerte de Castro que den la cara. “Los responsables de hechos como el caso Gelman y el maestro Julio Castro deben responsabilizarse y así comenzar a limpiar la imagen de las actuales fuerzas orientales", dijo el militar.

Además, calificó de  “aberrantes” ambos hechos.

BONILLA PIDE CONOCER CULPABLES DE MUERTE DE CASTRO. El Jefe del Estado Mayor de la Defensa de Uruguay, José Bonilla, pidió que se esclarezca quiénes son los militares responsables del asesinato del maestro Julio Castro, cuyo cuerpo fue hallado en un cuartel con signos de haber sido ejecutado, para que sean juzgados.

Esta es la primera vez que un militar uruguayo en activo pide enjuiciar a sus pares por delitos cometidos durante la dictadura.

"Hay que investigar. Estas cosas no son comunes en la fuerza. Se tiene que saber quiénes son los culpables", dijo Bonilla en declaraciones recogidas por el diario El Observador.

Bonilla se mostró contrariado por la información de que Castro, un maestro rural y periodista de 68 años, cuyos restos fueron hallados en Batallón 14 del Ejército en octubre, pero que solo fueron identificados plenamente el pasado jueves, había sido torturado, atado de pies y manos y ejecutado de un tiro en la cabeza.

"La situación no es reflejo de las Fuerzas Armadas de hoy ni de ningún tiempo. Una cosa es matar en un enfrentamiento y otra cosa es ejecutar a una persona. No comparto para nada esas prácticas", dijo el general.

Dejá tu comentario