Nacional

"Sendic obraba como padre de novia, decidía si el plato era caliente o no"

Actual vicepresidente dice no haber sabido que el lanzamiento de la planta desulfurizadora iba a costar US$360.000. Un gerente de Ancap lo desmiente

"Sendic obraba como si fuera el padre de la novia, decidía si el plato sería caliente o no, si Mujica o Cristina hablaban o no en el acto".

Con estas palabras, el abogado Pablo Correa, que representa al denunciante Partido Nacional en el Caso Ancap, transcribió las declaraciones de Pablo Vernengo, gerente de Comunicación Institucional del ente petrolero.

Correa habló con el diario El País sobre los primeros interrogatorios de la jueza Beatriz Larrieu, quien anunció que Sendic será citado.

Vernengo estaba hablando de la participación de Sendic en la megafiesta de lanzamiento de la planta desulfurizadora que costó 370.000 dólares.

En todo momento, dice el funcionario, Sendic supo sobre la evolución del gasto, algo que el actual vicepresidente -y por entonces titular de la empresa- ha negado sistemáticamente.

De hecho, el abogado de Sendic, Gumer Pérez, apuntó a que Vernengo no informó al actual vicepresidente de la república sobre la fiesta con documentos.

Pero el gerente dijo que el costo varió sustancialmente dos semanas antes de la fiesta, cuando el directorio presidido por Sendic decidió sumar nuevo invitados y un servicio de catering especial, ya que estarían presentes la presidente argentina Cristina Kirchner, el Canciller Timermann, el ministro de Economía, Axel Kiciloff, y una amplia delegación de la agrupación "La Cámpora".

Comunicación institucional de Ancap se reunía periódicamente con Sendic o con alguno de sus secretarios para analizar los detalles de una fiesta en la que participaron las planas mayores de los gobiernos de Argentina y Uruguay.

YPF fue parte de la reformulación de la planta y la ceremonia fue vista como un acercamiento entre dos gobiernos que estaban distanciados desde 2003 por el anuncio de la instalación de la planta de celulosa en Fray Bentos.

La investigación de la jueza Beatriz larrieu apunta a la actuación de otros elementos dentro de la fiesta.

Dos de las empresas indagadas, la agencia de publicidad La Diez y Latin Design Events, formaron parte de la organización. La primera también es investigación por los criterios de otorgamiento de publicidad del ente.

Según El Observador, varias solicitudes que hacía el directorio de Ancap, como contrataciones de personal, iban en contra de la indicación de la gerencia.

La gerenta de Comunicación Corpotativa explicó ante la justicia que el costo de la fiesta se define en el marco de un plan anual que aprueba el directorio dentro de un rango determinado. Después, dijo, está el día a día que puede variar ese costo.

Dejá tu comentario