Política

Rebeldes entran en capital de región etíope de Tigré y el gobierno interino huye

Las fuerzas leales a las anteriores autoridades de Tigré, que se enfrentan al gobierno federal, recuperaron el lunes Mekele, capital de esta región del norte de Etiopía donde el gobierno evacuó a sus representantes y decretó un alto el fuego.

Las fuerzas leales a las anteriores autoridades de Tigré, que se enfrentan al gobierno federal, recuperaron el lunes Mekele, capital de esta región del norte de Etiopía donde el gobierno evacuó a sus representantes y decretó un alto el fuego.

Estas fuerzas, que se autodenominan "Fuerzas de Defensa de Tigré" (TDF), "tomaron el control de la ciudad", indicó a la AFP un miembro del gobierno interino regional, que pidió el anonimato.

"Yo mismo los vi, entraron", agregó, y afirmó que "la ciudad está de fiesta, todo el mundo está fuera, bailando".

Poco después el gobierno etíope anunció un "alto el fuego unilateral" en la región.

"A partir de hoy, 28 de junio, se ha declarado un alto el fuego unilateral e incondicional", indicaron medios de prensa del gobierno citando un comunicado oficial.

Más temprano un funcionario había explicado a la AFP que el gobierno interino designado por el primer ministro Abiy Ahmed decidió dejar la capital regional porque los combatientes de las TDF se acercaban "por todos lados".

"Todo el mundo se fue. Los últimos se fueron por la tarde... La región no tiene gobierno", declaró el funcionario, que pidió el anonimato.

La guerra en Tigré empezó en noviembre, cuando el primer ministro etíope desplegó tropas en esa región para expulsar al gobierno regional, díscolo con el poder central.

Los rebeldes de las TDF lanzaron una ofensiva la semana pasada, coincidiendo con las elecciones nacionales anticipadas.

Por su parte, un responsable del sector humanitario confirmó que los miembros del gobierno interino se habían marchado de Mekele.

"Los funcionarios interinos se fueron esta mañana", declaró el responsable, que también pidió el anonimato.

La radiotelevisión Fana, afín al gobierno, había anticipado que Abraham Belay, líder del Ejecutivo interino, pidió un alto el fuego.

"La administración interina de Tigré insta al gobierno federal a aceptar un alto el fuego, basado en la humanidad del gobierno federal y para evitar más daños", indicó Fana, citando a Abraham.

Según Naciones Unidas, unas 350.000 personas estarían al borde de la hambruna a causa de los combates en esa regió del norte de Etiopía.

str/np/jvb/mb/eg

FUENTE: AFP

Dejá tu comentario