Nacional

Polémica por visitas conyugales irregulares de internados en ex hogar Ser

Permiten relaciones sexuales en las celdas, sin control de quién ingresa, y muchas veces con los hijos al lado. Droga y celulares.

El Centro de Mayores de Edad de la Colonia Berro, antes conocido como Hogar Ser, está en el ojo de la tormenta nuevamente.

En las últimas dos semanas se han registrado dos fugas de delincuentes de alta peligrosidad.

La última fue esta semana, cuando tres mayores recluidos por homicidio y coautoría de homicidio fugaron a plena luz del día.

Este último episodio fue el detonante para que las autoridades del INISA (Instituto Nacional de Inclusión Social Adolescente) removieran a la dirección del Centro de Internación.

No obstante, fuentes del organismo consultadas por Subrayado señalaron que el “descontrol” en el régimen de visitas conyugales que tienen los jóvenes delincuentes, fue otro de los motivos del cese.

Este régimen se instauró hace unos seis meses. Los mayores de edad que cumplen pena en la Colonia Berro por graves delitos cometidos cuando eran menores, comenzaron a tener derecho a relaciones sexuales con sus parejas durante la visita.

Sin embargo, este proyecto basado en una experiencia internacional, ha tenido una valoración negativa en varios informes técnicos.

Las visitas y las relaciones sexuales se institucionalizaron pero sin establecer un formato y sin tener un marco legal.

No se estableció un protocolo y por ende no se sabe quién ingresa a las visitas conyugales con los internos.

COLCHONES. Documentos del INISA a los que accedió Subrayado dan cuenta de la compra de insumos para el acondicionamiento de una pieza conyugal, ya que las relaciones son mantenidas muchas veces en la propia pieza del recluso.

Fechado el 30 de diciembre de 2016, un documento interno solicita la compra de una cama, colchón de espuma y calefón.

Con fecha 3 de enero del este año, otro memorando interno da cuenta de la solicitud del acondicionamiento de una pieza conyugal, cuando las visitas de este tipo ya se vienen consumando desde hace seis meses.

En diciembre el Sindicato del INAU concurrió a la Comisión Especial de Población y Desarrollo del Parlamento y denunció la situación.

Según se lee en la versión taquigráfica, los trabajadores señalan preocupación por el beneficio otorgado de las visitas conyugales sin que haya nada reglamentado.

“Hoy se dan esas visitas, y como no hay nada reglamentado, puede ir cualquiera, se puede dar la situación que vaya la hermana de un joven que convive en ese módulo, y como dicen los internos, tiene menor fuerza, por lo que paga la visita conyugal con algún familiar”, dijeron en el Parlamento.

Miembros del sindicato dijeron a Subrayado que muchas veces estas visitas se consuman en las piezas y en presencia de los propios hijos de los internos.

DROGA. Otro tema que preocupa es el uso de teléfonos celulares y el ingreso de droga.

En una foto a la que accedió Subrayado se observa a los tres homicidas fugados el lunes con un cigarro de marihuana de gran tamaño.

Los tres fugados de esta semana y dos de los tres fugados la semana pasada aún no fueron recapturados.

Dejá tu comentario