Nacional

Obtenían libreta sin realizar examen o con ayuda de municipales

Se conocen detalles del caso de libretas de conducir truchas que llevó al procesamiento de 18 personas en Canelones y San José.

Surgen nuevos detalles del auto de procesamiento del juez de la causa de coimas a inspectores de tránsito de Canelones y San José para obtener libretas de conducir truchas.

Según publica diario El país los indagados relataron que para obtener la libreta no realizaban ningún tipo de pruebas y en varios casos las pruebas eran realizadas con ayuda de funcionarios municipales.

Las coimas eran cobradas tanto en las pistas de pruebas, en los baños de la comuna como por giro a través de redes de cobranza. El “gestor” que funcionaba de intermediario vivía en La teja y cobraba entre $2000 y $14000, dependiendo del tipo de libreta. Una de moto se cobraba $2000 y las más caras correspondían a ómnibus y camiones de zorra.

Uno de los casos, relatado por diario El país, es de un hombre que pagó $8000 para obtener una licencia para trabajar en un camión. Esta persona concretó el pago con el gestor en La Teja y luego el trámite se llevó a cabo en San José. Lo curioso del caso es que el conductor no concurrió en un camión a realizar la prueba, sino que lo hizo en un auto, y consultado respecto a si había manejado un camión alguna vez contestó: "manejé en una estancia hace poco, nunca en la vía pública".

Además mintió con respecto a su lugar de residencia, para ello contó con la complicidad de una escribana que trabajaba para el gestor y que también fue procesada.

Otro joven de 21 años también obtuvo su libreta para manejar camiones con zorra en tiempo récord y sin dar el examen práctico, ya que nunca había manejado un vehículo de este estilo. Luego de realizar el examen médico un inspector le cobró la coima en el baño y así obtuvo su libreta.

Fuentes judiciales citadas por El País cuentan de un caso en el que el aspirante a obtener la libreta se quedó en la pista de pruebas mientras que el examen práctico lo realizaba su acompañante. En el examen teórico este hombre pudo contestar solamente cinco preguntas y fue un funcionario municipal el encargado de contestar el resto.

Dejá tu comentario