Nuevo ataque de drones en Kurdistán

Tres drones cargados de explosivos golpearon el norte de Irak, cerca de Erbil, la capital del Kurdistán iraquí, donde se encuentra un consulado estadounidense, informaron el sábado las autoridades kurdas.

Tres drones cargados de explosivos golpearon el norte de Irak, cerca de Erbil, la capital del Kurdistán iraquí, donde se encuentra un consulado estadounidense, informaron el sábado las autoridades kurdas.

El ataque tuvo lugar cerca de Erbil la noche del viernes al sábado, según la unidad antiterrorista del Kurdistán. Dos de los drones alcanzaron y dañaron una casa, mientras otro no explotó, agregaron sin proporcionar más detalles.

El anuncio de este ataque tuvo lugar el día en que Hashd al Shaabi, coalición paramilitar proiraní opuesta a la presencia estadounidense en Irak, llevó a cabo un desfile cerca de Bagdad al que asistieron altos funcionarios.

El consulado de Estados Unidos condenó en un tuit este nuevo ataque, señalando que "representa una clara violación de la soberanía iraquí".

Los intereses de Estados Unidos en Irak han sido objeto de repetidos ataques en los últimos meses.

Estados Unidos acusa sistemáticamente a las facciones proiraníes de ser los responsables.

Desde principios de año, unos 43 ataques se han dirigido contra los intereses de Estados Unidos en el país, donde están desplegados 2.500 soldados estadounidenses en el marco de una coalición internacional de lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico.

El nuevo uso de los drones es un rompecabezas para la coalición, ya que estos artefactos voladores pueden escapar de las baterías de defensa C-RAM, instaladas por el ejército estadounidense para defender a sus tropas.

En abril, un dron "cargado de TNT", según las autoridades kurdas, se estrelló contra el cuartel general de la coalición en el aeropuerto de Erbil.

Un "dron bomba" también se estrelló en mayo en la base aérea iraquí de Ain al Asad (oeste), que alberga a estadounidenses. Y a principios de junio tres drones atacaron el aeropuerto de Bagdad.

Tras esta demostración de fuerza, las autoridades iraquíes habían anunciado la liberación de Qasem Muslah, uno de los comandantes más influyentes del Hashd al Shaabi, sospechoso de haber ordenado el reciente asesinato de una figura de la protesta antipatriota.

Considerado por los analistas como la principal fuerza política en Irak, el Hashd organizó el sábado un desfile militar en la provincia de Diyala, que limita Bagdad con el este, para celebrar su séptimo aniversario.

lk/hkb/vg/awa/mab/eg

FUENTE: AFP

Dejá tu comentario