Nacional

Niño herido por bala perdida recibió el alta médica pero quedó con secuelas

La madre quiere mudarse lo antes posible de Casavalle y el centro CAIF donde acudía el pequeño reúne donaciones para ayudarlos.

El 17 de octubre Santiago Lanza de 4 años estaba en el interior de su vivienda cuando fue alcanzado por un proyectil que traspasó el techo de chapa y se le alojó en la cabeza.

Estuvo internado en el CTI del Hospital Pereira Rossell y en las últimas horas fue dado de alta.

El pequeño ya está en su casa del barrio Casavalle, pero deberá ser sometido a una nueva intervención quirúrgica para reconstruir parte del hueso del cráneo. Su madre tiene miedo de seguir viviendo en el barrio donde su hijo fue baleado.

El centro CAIF al que acudía Santiago, ubicado en Aparicio Saravia y Senda 26 recauda dinero y donaciones para el pequeño y su madre. En el local se colocaron alcancías y el jueves habrá una kermés en beneficio de la familia afectada, también reciben pañales y ropa.

A Santiago le quedaron algunas secuelas como dificultad para caminar y para retener la orina. A nivel policial, hasta el momento el responsable del disparo que lo hirió no pudo ser identificado.

 

Dejá tu comentario