Nacional

Mujica dijo que médicos deben ser como los policías y los jueces

Dijo que estos servicios públicos deben trabajar donde les toque. El presidente criticó a los egoístas que tienen un "callo en el corazón"

 

Para convencer a los médicos jóvenes que se radiquen en el interior, el presidente José Mujica volvió a hablar hoy en su audición radial del consumismo y de la educación en valores más allá de las conquistas materiales.

El mandatario recordó que hay otras profesiones como los policías y los jueces que van a trabajar en donde les toque. Las carreras judiciales comienzan en el interior del país y se van acercando a Montevideo conforme a una escala de méritos.

"Tal vez sea que a mis 76 años sea un tonto idealista en este mundo moderno. Pero no puedo creer que la muchachada de este país no tenga un gesto de sensibilidad para los que están más olvidados y más necesitados", señaló.

Para el presidente, la presencia de médicos recién recibidos en el interior del país permitirá dar una mano por un tiempo. "¿No será mejor que un curandero?", se preguntó.

Dijo que no se trata de pedir trabajo voluntario, sino "trabajo profesional por obligación por un tiempo"

Mujica recordó que hay caseríos y pueblos en campaña que suelen no tener médico a 100 metros a la redonda. "Se trata de gente que cumple funciones fundamentales en un país agroexportador", aseguró.

El presidente criticó a quienes calificó como "grandes propietarios" del medio rural. "Han hecho una fortuna tranquilamente. El valor de la tierra se multiplicó. Les estamos pidiendo unos pesitos por esta gente, algo que también los va a favorecer a ellos.  Sin embargo,  se enojan y se ponen furiosos", dijo.

"¿Podremos ser tan egoístas de no ver esto? ¿Ser tan ciegos? Nos nos damos cuenta que hay que que luchar por mejorar la suerte de esta gente que está en peores condiciones que la gente pobre de ciudad", agregó.

En M24, el jefe de Estado señaló que pese al progreso de la civilización ha desaparecido la solidaridad: "estamos mucho más ricos. Basta mirar ropa, autos, cámaras de fotos, vacaciones, esto y lo otro. Es un mundo creciente en cosas nuevas. Pero mientras se multiplica riqueza y forma de vivir también se multiplica el egoísimo. No somos tan grises como antes. Pero hay instituciones que han desaparecido, como las expresiones tácitas de solidaridad".

Según Mujica "va creciendo la ceguera de exceso de egoísimo. Hay una tendencia a quedar encerrado en nuestros propios intereses".

"Parece que andamos por el mundo sin ojos de ver el dolor de los demás. Cada cual está en su corralito de silencio", opinó el presidente.

Dejá tu comentario