McCartney fotografiado y paseando en bici por rambla de Carrasco

Paul los engañó a todos. O a casi todos. Eludió a sus fans del Sheraton saliendo por el estacionamiento lateral y luego fue fotografiado en la rambla de Carrasco.

 

Sucedió minutos después de las 16 horas. Todos los fans que estaban apostados en el Hotel Sheraton a la espera de la aparición de la estrella de la música observaron extraños movimientos. Algo estaba por suceder. Era inminente la salida de McCartney. Pero el ex Beatle no atravesó la puerta principal del hotel cinco estrellas de Punta Carretas. Falsa alarma.

Es que Paul ya había salido del hotel, pero sus hombres de seguridad lo sacaron por el estacionamiento subterráneo que da hacia el centro comercial. El artista quería un momento de tranquilidad, sin la persecución de los fans. ¿El motivo? Hacer deporte, lisa y llanamente.

Paul McCartney lleva una vida sana, tanto en su alimentación como en sus hábitos. Y uno de ellos es practicar deporte. Y una de sus disciplinas preferidas es salir a hacer bicicleta en espacios abiertos. Esta práctica la ha repetido en otros sitios donde ha ofrecido conciertos. Por ejemplo, en Lima, el año pasado, salió a recorrer varios kilómetros de esa hermosa ciudad (ver foto).

Y Montevideo no fue la excepción. De hecho, varios testigos afirman que vieron al ex Beatle el domingo pasado el mediodía haciendo bicicleta, desde la rambla de Punta Carretas hasta la rambla de Malvín.

Esta vez el paseo fue por la rambla de Carrasco. Sus custodios iban a unos cuantos metros atrás, no muy próximos a la estrella mundial para no despertar demasiadas sospechas.

Así se paseó Paul, durante 30 minutos. Iba en una bicicleta negra, GT, de remera celeste, y lentes de sol. Salvo una aguda vista, era un ciclista más en la rambla. Pero un fanático lo identificó. Y Paul detuvo su marcha, la seguridad mantuvo la distancia y el genio de Liverpool se tomó fotos -tres para ser más preciso- con el fan que le "dio captura". Luego regresó al hotel, para darse una ducha y tomar el té de las 5. 

Dejá tu comentario