Curiosidades

Más de 300 personas desalojadas de un club swinger por escape de gas en el edificio

Llamaron a los bomberos, que desalojaron el edificio de tres pisos donde se desarrollaba una masiva fiesta sexual.

El personal del club llamó a emergencias tras producirse los primeros desmayos. Los bomberos entraron al club con máscaras, mientras las personas salían en bata tras participar de de una fiesta de alto contenido sexual.

En una rápida comprobación los bomberos detectaron un exceso de monóxido de carbono en el aire, seguramente causado por la falta de ventilación.

Tras pedir refuerzos, el jefe de bomberos ordenó la evacuación del edificio de tres pisos en el cual en ese momento había unas 350 personas celebrando la fiesta swinger.

El público salió a la calle semidesnudo, y los afectados debieron esperar durante unos tensos veinte minutos hasta que un total de 160 bomberos y policías repartieron toallas para que pudieran mínimamente cubrirse mientras se organizaba su transporte a un hospital cercano y pudieran ser sometidos a un control rutinario.

La policía comprobó que se había disparado la alarma de monóxido de carbono, pero que debido al ruido y el volumen de la música dentro del club, nadie la había escuchado.

Once personas recibieron tratamiento médico, varias de ellas no por intoxicación respiratoria sino porque resultaron heridas durante los atropellos en la evacuación.

El monóxido de carbono es un gas incoloro, inodoro e insípido. Esto lo convierte en un peligro particularmente traicionero, por eso también se le llama “asesino silencioso”. Su envenenamiento provoca una falta masiva de oxígeno en el cuerpo.

Dejá tu comentario