Lacalle Pou: "Pablo Da Silveira es una buena persona, recta, y creo que va a ser un gran ministro"

Desde Artigas, el presidente electo dio su apoyo al futuro secretario de Educación

El presidente electo Luis Lacalle Pou dijo que "no cambia ni medio metro" su decisión de nombrar ministro de Educación a Pablo Da Silveira, luego que la pareja de éste fuera detenida por una causa de lavado activos y sobornos de la constructora Odebretch en Panamá.

Lacalle Pou estuvo en Artigas donde presenció el desfile de carnaval en la capital departamental, invitado por el intendente Pablo Caram.

"Pablo Da Silveira además de ser un amigo, sobre todo es una buena persona, recta, un gran colaborador y creo que va a ser un gran ministro", dijo Lacalle Pou en declaraciones recogidas por Telemundo y publicadas por Montevideo Portal.

Da Silveira tuvo una participación protagónica en la elección del nuevo gobierno que entrará en vigor el 1º de marzo. Entre otras cosas fue coordinador de los equipos que armaron el programa de gobierno del Partido Nacional.

El futuro ministro es pareja de la contadora Maia Cikurel detenida por un caso que se investiga en Panamá por sobornos y lavado de activos durante el gobierno de Ricardo Martinelli. Por la causa fueron procesados los dos hijos del gobernante.

Cikurel formaba parte del estudio contable que manejaba empresas cuyo vínculo con Odebrecht se están investigando. Supuestamente, a través de estas empresas, la constructora brasileña pagó coimas a cambio de concesiones de obra pública.

La profesional se encuentra en su casa, bajo arresto domiciliario, a la espera de un pedido de extradición por parte de Panamá en un plazo de 60 días.

El dirigente opositor Gerardo Núñez (Partido Comunista-Frente Amplio), fue uno de los que salió a pedir al gobierno electo que Da Silveira no asumiera su cargo a raíz de este caso.

"Sería saludable para la democracia", dijo Núñez.

El principal argumento que maneja el Frente Amplio es que el pedido de extradición se debe realizar a través del Ministerio de Educación y Cultura.

Dejá tu comentario