La isla tailandesa de Phuket reabre a los turistas pese al covid-19

Los primeros viajeros internacionales exentos de cuarentena aterrizaron este jueves por la mañana en la isla turística de Phuket, en el sur de Tailandia, un país que intenta resucitar una industria turística exangüe desde el cierre de las fronteras en marzo de 2020.

Los primeros viajeros internacionales exentos de cuarentena aterrizaron este jueves por la mañana en la isla turística de Phuket, en el sur de Tailandia, un país que intenta resucitar una industria turística exangüe desde el cierre de las fronteras en marzo de 2020.

El turismo representa casi un quinto de la economía del reino y antes de la crisis unos 40 millones de viajeros viajaban cada año a Tailandia.

Las restricciones impuestas por la pandemia de covid-19 hicieron que Tailandia registrara en 2020 sus peores resultados económicos desde la crisis asiática de 1997.

Hay muchas esperanzas depositadas en lo que el gobierno ha denominado el "arenero de Phuket", un modelo que permite a los viajeros completamente vacunados evitar la cuarentena.

Unos 250 pasajeros llegan a la isla turística este jueves para el primer día de su reapertura en cuatro vuelos, para disfrutar de las famosas playas de arena de Phuket, casi desiertas desde hace más de un año.

Un primer avión aterrizó pasadas las 11H00 (04H00 GMT) en el aeropuerto de Phuket procedente de Abu Dabi.

Tailandia intenta contener una tercera ola de coronavirus, la peor hasta ahora, imponiendo restricciones en la capital, Bangkok, y las afueras, donde se han propagado las variantes Alfa y Delta.

Pero Phuket se mantiene relativamente a salvo, porque las autoridades tailandesas han lanzado una campaña de vacunación masiva para prepararse y el 70% de los habitantes han recibido al menos una dosis.

Un centro monitorea los movimientos de los visitantes extranjeros a través de una aplicación móvil que los turistas deben instalar a su llegada, para prevenir cualquier foco.

Las autoridades han puesto condiciones estrictas a aquellos que elijan Phuket para sus vacaciones. Además de estar vacunados, solo pueden acceder los viajeros de 66 países considerados de riesgo bajo o medio.

Tendrán que pasar 14 días en la isla antes de poder viajar a otro lugar de Tailandia y se someterán a tres pruebas de PCR durante ese tiempo, lo que a una familia le supondrá un coste de cientos de dólares.

"Es demasiado pesado", estima Kongsak Khoopongsakorn, presidente de la sección sur de la asociación de hoteles de Tailandia.

Él espera que algunas de las restricciones se levanten para el 1 de octubre, cuando comienza la temporada turística en Tailandia. Si no es el caso "corremos el riesgo de perder otra temporada (...). Podría ser desastroso y condenar a muchos establecimientos a no volver a abrir nunca sus puertas", lamenta.

Kongsak añade que las autoridades han reducido sus previsiones de entrada a los "areneros", que era de 129.000 visitantes en el tercer trimestre, para bajar a 100.000.

burs-lpm/dhc/rbu/del/ob/erl/lda

FUENTE: AFP

Dejá tu comentario