Curiosidades

La increíble amistad entre la gata Luli y Loqui la perra partera

La pelea entre gatos y perros ya es un cliché para historietas.


Contrariamente a lo que podía esperarse, la perra Loqui no solo convive con gatas, sino que además tiene una relación de cariño inusual con Luli y Guachi.

Las tres mascotas se conocieron por Agustín, el joven que las llevó a vivir a su casa.

Fanático de los animales, Agustín le dio rienda suelta a la convivencia. Ellas dormían en la cama y él en el suelo.

Habia un tercer felino en la casa, Copito, que -entre visita y visita- se fue acercando a Guachi y a Luli.

Como era de esperarse, las dejó preñadas a ambas, segun contó Agustín.

Dos meses después, Luli lo despertó en medio de la noche. Era el momento del parto.

"Nunca había pasado por una situación de ese estilo, los nervios me carcomían como si fuera yo el padre primerizo. Atiné a saltar de la cama, agarrar con mucho cuidado a Luli, tomar una sábana y un almohadón. Salí raudo a la cocina donde improvisé una paridera. Puse la almohada debajo de la gata, cerré la puerta de la cocina y comencé la tarea", comentó al diario La Nación.

Apenas unos minutos después, mientras atendía a Luli, Agustín escuchó el llanto de Loqui del otro lado de la puerta.

Estaba desesperada por saber qué ocurría en la cocina.

La perrita insistió tanto que con pequeños empujones logró abrir la puerta sin ayuda.

"Estaba decidida a participar. A medida que salían los gatitos, la perra los corría a un costado con su hocico y les limpiaba la placenta. Luego los empujaba cerca suyo para darles calor. Así fue toda la noche hasta que nacieron los cinco gatitos", recuerda conmovido

La llegada de las gatitas marcó para siempre la relación entre Loqui y Luli, que se volvieron inseparables.

La perra se convirtió en la madre adoptiva de las crías y la gata aceptó el amor sin condiciones de Loqui

Dejá tu comentario