Nacional

Juez confirma que barras procesados recibían "beneficios económicos"

Dinero para fuegos artificiales y para viajes eran parte de los ingresos que se redistribuían dentro de la organización. Cómo está conformada.

El juez Néstor Valetti dijo que los barrabravas de Peñarol que dirigieron desde la cárcel los incidentes previos al clásico recibían beneficios económicos del club a cambio de la seguridad interna, dinero que a su vez repartían entre "referentes" de la hinchada y otros integrantes.

“Peñarol le abonaba a los encargados de seguridad, quienes distribuían entre los referentes (de la barra) y ellos libremente distribuían el dinero entre los distintos integrantes, de modo diferencial”, dijo el magistrado este lunes en el programa La Tarde en Casa, de canal 10.

Consultado acerca de si había otros negocios como el estacionamiento en el estadio Campeón del Siglo o narcotráfico, el juez Valetti respondió: “No se descarta, pero no queda probado la participación del narcotráfico en este expediente”.

¿POR QUÉ AHORA? Valetti aseguró que la actuación judicial se apuró porque a través de las escuchas telefónicas (varios barrabravas tenían los teléfonos intervenidos) se enteraron que iban a "atentar" contra los nuevos integrantes de la Comisión de Seguridad de Peñarol.

“Se decidió instruir ahora y no seguir esperando ante la inminencia, de acuerdo a una de las escuchas, que después del clásico esto podía pasar a mayores ante un eventual atentado a los nuevos integrantes de la Comisión de Seguridad de Peñarol", dijo Valetti, y agregó: "Se puede escuchar en uno de los audios a uno de los procesados, que ya estaba en la cárcel, dando indicaciones a una persona que no fue identificada todavía, de localizar los domicilios de los integrantes de la Comisión de Seguridad de Peñarol y atentar contra ellos por medio de armas de fuego”.

Uno de los procesados es un líder de la barra de Peñarol que seguía operando y dando órdenes desde la cárcel, donde fue remitido por matar a otro referente rival de la barrabrava.

El juez dijo que en una de las escuchas telefónicas este recluso dio órdenes a otro barrabrava simulando el sonido de una ametralladora. “Ratatatá significa algo mucho más grave”, dijo el magistrado.

“Él seguía siendo líder, aún preso, y quienes quedaron eran de otro nivel y obedecían las órdenes impartidas por esta persona. Y le daban beneficios que recibían ellos”, explicó.

VIAJES. Más temprano este lunes, en declaraciones al programa "Mañanas Informales" de Canal 12, Valetti dijo que entre esos beneficios los referentes de la barra recibían dinero para fuegos artificiales y extras por viajes al exterior cada vez que el club juega en competencias internacionales.

Estos ingresos quedan en evidencia en un audio que fue parte de la reciente investigación por la cual fueron procesados cinco hinchas de Peñarol, entre ellos los dos barras que ya estaban en prisión. Además, el hecho estar presos les daba jerarquía dentro de la organización criminal.

El magistrado explicó que desde hace 10 años o más que se viene siguiendo a las organizaciones criminales que están detrás de las hinchas de fútbol.

Según Valetti hay un núcleo duro de 50 personas, más 300 o 400 que integran "el ejército", más una "periferia" de 2.000 personas, mayormente adolescentes.

 

FOTO: barrabrava.net

 

 

Dejá tu comentario