Sociedad

Inmigrantes serán desalojados de una casona que funcionaba como pensión

Las más de 30 personas que se quedarán sin hogar pedirán una prórroga o intentarán llegar a un acuerdo con la propietaria.

En la casona de la calle Gestido viven bebés, niños y adultos, algunos de ellos con enfermedades complejas. La mayoría son inmigrantes venezolanos, cubanos, dominicanos pero también viven uruguayos.

Ruby Contreras ingresó a vivir allí hace dos años. Según explicó varios de ellos, pagaron el alquiler de varios meses por adelantado. Sin embargo, al poco tiempo llegó un cedulón de desalojo.

Contreras dijo que “la administradora del lugar nos estafó”, ya que era el quinto cedulón que llegaba al lugar y la encargada se los había ocultado.

Las personas que hoy residen allí, contaron que han realizado todo tipo de mantenimientos para que el lugar esté en óptimas condiciones.

La casona no está registrada formalmente como una pensión, sino como casa de familia. En varias ocasiones la Intendencia le sugirió a la encargada que regularizara la situación, y según sostienen al verse acorralada los quiso desalojar.

Ruby aseguró que como inmigrantes se les cierran las puertas, lo cual no les permite salir de la situación en la que están.

Dejá tu comentario