Política

Informe de la ONU confirma abusos de "instructores" rusos en República Centroafricana

Los "instructores" rusos enviados a la República Centroafricana cometieron con las fuerzas centroafricanas "violaciones al derecho internacional humanitario", afirma un informe anual de expertos de la ONU, contradiciendo las afirmaciones de Moscú, que asegura que no están armados ni participan en los combates.

Los "instructores" rusos enviados a la República Centroafricana cometieron con las fuerzas centroafricanas "violaciones al derecho internacional humanitario", afirma un informe anual de expertos de la ONU, contradiciendo las afirmaciones de Moscú, que asegura que no están armados ni participan en los combates.

Recientemente presentado al Consejo de Seguridad y obtenido el lunes por la AFP, este documento de los expertos encargados de controlar el embargo de armas impuesto desde 2013 a Bangui confirma las sospechas que existen desde hace más de un año de un papel muy activo en el país de los "instructores" rusos, a menudo mencionados como mercenarios del grupo privado ruso Wagner, con fama de ser cercano al presidente Vladimir Putin.

En los últimos meses, varios incidentes han enfrentado a las fuerzas de paz de Minusca (la misión de la ONU en República Centroafricana) contra estos mercenarios, agravando las tensiones dentro del Consejo de Seguridad con Rusia, según diplomáticos.

"Les dijimos a los rusos: 'Ustedes son un miembro permanente de este Consejo y las personas empleadas por su ministerio de Defensa no solo explotan este país sino que ponen en peligro a las fuerzas de paz enviadas a la República Centroafricana por este Consejo'", contó un embajador occidental bajo condición del anonimato.

Según él, la Minusca está "muy preocupada de que ocurra un incidente a corto plazo que involucre a mercenarios rusos y fuerzas de paz con resultado de heridos o muertos".

Desplegados en República Centroafricana en virtud de un acuerdo bilateral con Rusia, estos "instructores" son exmilitares rusos apoyados por mercenarios sirios y libios, según confirma el informe de expertos de la ONU.

El documento indica que Rusia reconoció el 18 de abril la presencia de "532 instructores", y afirmó que ese número "nunca había pasado los 550". Pero "varias fuentes estiman que la cifra era considerablemente más alta, desde 800 a 2.100", dijeron los expertos.

Ese cálculo no incluye 600 instructores rusos adicionales, cuyo envío fue anunciado a la ONU en mayo por la República Centroafricana.

- "Estado Wagner"

"República Centroafricana se ha convertido en un Estado Wagner", dijo otro embajador a la AFP, también hablando bajo condición de anonimato. Según varios diplomáticos, los "instructores" rusos "tomaron el control de la aduana en la República Centroafricana".

Establecidos en las regiones mineras del país, "cobran a los vehículos de la ONU 60 dólares por hora por usar la infraestructura vial. Se les paga mediante licencias mineras o extrayendo minerales del país, utilizando su control del régimen aduanero", detalla uno de estos diplomáticos.

"En varias áreas visitadas, el panel de expertos recibió testimonios confidenciales sobre uso excesivo de la fuerza por las FACA [las Fuerzas Armadas Centroafricanas] y los instructores rusos", precisó el documento.

Entre las "violaciones al derecho internacional humanitario cometidas por los soldados de las FACA y los instructores rusos" figuran principalmente "asesinatos indiscriminados, la ocupación de escuelas y saqueos a gran escala incluso de organizaciones humanitarias", señalan los expertos.

El lunes, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, reaccionó afirmando que "los asesores militares rusos no podían participar y no participaron en asesinatos ni saqueos". "Sigue siendo una mentira", dijo durante una rueda de prensa.

Varios testimonios en distintos lugares del país de autoridades locales, de las FACA y de las fuerzas de seguridad internas dan cuenta también "de una participación activa de los instructores rusos en los combates en tierra, a menudo a la cabeza de operaciones y no como apoyo a las FACA durante sus avances en las ciudades y pueblos", indica además el informe.

El documento detalla también los abusos cometidos contra civiles por la Coalición de Patriotas por el Cambio (CPC) creada a fines de 2020 y que aglutina varios grupos armados que controlan grandes partes del país y están determinados a hacer caer el gobierno centroafricano.

En sus recomendaciones, el grupo de la ONU llama al Consejo de Seguridad a ampliar su lista de personas sancionadas en República Centroafricana y prolongar el embargo a las armas, que expira el 31 de julio y que República Centroafricana, Rusia, China y varios países africanos piden levantar.

prh/dax/rsr-ll

FUENTE: AFP

Dejá tu comentario