Nacional

Gobierno quiere que Mujica sea el Batlle y Ordoñez del siglo XXI

El prosecretario de la Presidencia Diego Cánepa comparó la visión del Uruguay moderno del batllismo con la misión del actual presidente.

El gobierno de José Mujica piensa erigirse en la administración política que siente las bases para el Uruguay del siglo XXI, así como el Batllismo lo hizo a comienzos del siglo XX, aseguró el prosecretario de la Presidencia, Diego Cánepa.

El funcionario defendió la gestión argumentando que durante los siete años del Frente Amplio al mando del Poder Ejecutivo se han votado 38 leyes laborales "revolucionarias".

"Pero para poder profundizar todos estos cambios hay que consolidarlos y en eso está el gobierno. Si se avanza sin consolidar, ante el primer cambio de viento se retrocede todo lo avanzado", agregó en entrevista con el semanario Búsqueda.

Cánepa, de 39 años, es un hombre clave de la Administración Mujica. Está encargado de hacer un seguimiento de las políticas implementadas por todos los ministerios, estableciendo los criterios de "transversalidad" de la gestión.

Según el prosecretario, algunos analistas "no han logrado entender aún el estilo del jefe de Estado".

Así lo explica él: "Hay muchos que piensan que tener un presidente que escucha mucho supone debilidad o que también le supone tomar una decisión y luego modificarla. Este presidente escucha mucho, es verdad, y toma decisiones (...) Este es un presidente que quiere desacralizar la función. Es profundamente republicano(..) No es más que un ciudadano con una funcion determinada en un período determinado(...) (Mujica) no ha modificado su postura de que el presidente no puede ser como una especie de monarca".

Cánepa descartó que haya "dos equipos económicos" encarnados por el Ministerio de Economía y la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, por más que ambos organismos hayan impulsado proyectos que representan distintas corrientes dentro del gobierno.

Mientras Economía con Fernando Lorenzo al frente  expresa las posiciones más liberales del vicepresidente Danilo Astori, la OPP -a cuyo frente está el economista Gabriel Frugoni- es un equipo que plantea iniciativas más dirigistas. El organismo del Poder Ejecutivo diseñó, entre otros proyectos, el Impuesto a la Concentración de los Inmuebles Rurales (ICIR).

"Acá hay un error conceptual de pensar que el gobierno es una federación de ministerios. Por algo en el Poder Ejecutivo el único electo para el cargo es el presidente de la República", dijo Cánepa. Los ministros "son secretarios que responden al presidente".

Dejá tu comentario