Gobierno etíope insta a fuerzas rebeldes a adherirse al alto el fuego en Tigré

Etiopía instó este jueves a las fuerzas del Frente de Liberación del Pueblo de Tigré (TPLF) a adherirse al alto el fuego unilateral declarado por el gobierno federal.

Etiopía instó este jueves a las fuerzas del Frente de Liberación del Pueblo de Tigré (TPLF) a adherirse al alto el fuego unilateral declarado por el gobierno federal.

Las tropas leales al TPLF tomaron el lunes el control de Mekele, la capital regional de Tigré, lo que supuso un giro tras casi ocho meses de conflicto entre las antiguas autoridades regionales y el gobierno nacional.

Tras el movimiento de las fuerzas pro-TPLF, el ejecutivo federal decretó un "alto el fuego unilateral".

"La decisión de suspender las hostilidades se tomó unilateralmente, por nuestra parte. Pero, por supuesto, para poner en marcha totalmente un alto el fuego, hacen falta dos, como en un tango", declaró el jueves el portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores, Dina Mufti, en una rueda de prensa.

"Le toca reaccionar a la parte adversa para que el alto el fuego pueda ser puesto en marcha de forma efectiva", insistió.

La ciudad de Mekele estaba controlada por el ejército federal desde el 28 de noviembre,tres semanas después de que el primer ministro Abiy Ahmed -premio Nobel de la Paz 2019- lanzara una ofensiva para expulsar a las autoridades locales del TPLF, a las que acusaba de haber atacado a soldados federales.

El ejército etíope recibió el apoyo de las tropas de las autoridades regionales vecinas de Amhara y de soldados de Eritrea, país fronterizo con Tigré.

Pero el 18 de abril, los rebeldes pro-TPLF lanzaron una ofensiva, tres días antes de las elecciones nacionales.

Estos combatientes, leales al anterior gobierno regional y que se autodenominan Fuerzas de Defensa del Tigré (TDF), entraron el lunes por la noche en Mekele, de donde el ejército y la administración habían huido durante el día, ante el avance de los rebeldes.

Las TDF, que según los observadores cuentan con un amplio apoyo popular, han ido ganando terreno y ya controlarían la mayor parte de Tigré, indicó el grupo de reflexión International Crisis Group (ICG).

El martes, un portavoz de las fuerzas rebeldes, Getachew Reda, calificó el alto el fuego de "broma".

El conflicto ha dejado miles de muertos y, según la ONU, al menos 350.000 personas pasan hambre en la región, aunque el gobierno etíope lo niega.

rcb/txw/gd/thm/jhd/jvb/bl

FUENTE: AFP

Dejá tu comentario