Gobierno español y separatistas catalanes reanudarán diálogo la tercera semana de septiembre

El gobierno español de Pedro Sánchez y el ejecutivo regional catalán, controlado por los independentistas, reanudarán el diálogo la tercera semana de septiembre para tratar de resolver la mayor crisis política en décadas, anunció este martes el presidente regional de Cataluña, Pere Aragonès.

El gobierno español de Pedro Sánchez y el ejecutivo regional catalán, controlado por los independentistas, reanudarán el diálogo la tercera semana de septiembre para tratar de resolver la mayor crisis política en décadas, anunció este martes el presidente regional de Cataluña, Pere Aragonès.

"La tercera semana de septiembre, en Barcelona, se producirá la reanudación de la mesa de negociación para abordar el conflicto político entre los dos gobiernos", dijo Aragonès tras reunirse en Madrid con Pedro Sánchez.

"Celebramos haber podido desencallar este espacio de negociación", añadió.

El anuncio se produjo una semana después de que el gobierno de izquierdas de Sánchez, minoritario en el Parlamento español y dependiente del separatismo catalán, accediera a indultar a nueve líderes catalanes encarcelados por el intento fallido de secesión de 2017.

Entre los indultados está el ex vicepresidente regional catalán Oriol Junqueras, líder del partido Izquierda Republicana de Cataluña (ERC), al que pertenece el propio Aragonès.

El dirigente regional reiteró en Madrid sus exigencias de máximos: un referendo de autodeterminación para Cataluña, y amnistía para todos los encausados por el intento de secesión de 2017. Dos extremos que el ejecutivo de Sánchez rechaza de plano.

Aragonès explicó a la prensa que desde la tercera semana de septiembre habrá por tanto una mesa de negociación, para abordar este conflicto político de fondo, y al mismo tiempo se desarrollarán una serie de trabajos en una comisión bilateral entre el gobierno central y el catalán.

En esa comisión, que se reunirá ya este mes de julio, se hablará de la conveniencia de que el Estado realice más inversiones en infraestructuras en Cataluña, una demanda habitual de los ejecutivos de la región.

Aragonès criticó por otro lado al Tribunal de Cuentas, el órgano fiscalizador del gasto público en España, por reclamarle 5,4 millones de euros a decenas de ex dirigentes catalanes implicados en el proceso fallido de independencia.

Dicho requerimiento, que trascendió este martes, concierne entre otros a Junqueras y también a Carles Puigdemont, presidente catalán cuando se celebró el referendo ilegal de autodeterminación del 1 de octubre de 2017, y actualmente huido de la justicia española en Bruselas.

Según Aragonès, el requerimiento del Tribunal de Cuentas es sinónimo de "persecución" al independentismo catalán.

avl/mb

FUENTE: AFP

Dejá tu comentario