Nacional

En primer semestre se perdieron 340.000 jornadas laborales por conflictos

La conflictividad laboral entre enero y junio de este año fue 40% más que en igual período de 2016. Hubo 800.000 trabajadores involucrados.

Así lo indica el estudio de conflictividad laboral de la Universidad Católica. “En el primer semestre de 2017 la conflictividad laboral global fue un 40% mayor a la del mismo período del año anterior”, dice el estudio publicado este martes.

“Si se analizan períodos similares de los últimos diez años se observa que se ubica en valores intermedios muy similares a otros años y bastante más baja que la del año 2015 cuando asumió un nuevo gobierno y se discutía el presupuesto quinquenal”, destaca el informe.

Entre el 1 de enero y el 30 de junio de 2017 “se registraron 52 conflictos, cifra menor a la del año pasado (cuando se registraron 63) lo que quiere decir que los conflictos de este año fueron más largos o tuvieron adhesión más alta, o ambos”, dice el estudio del Instituto de Relaciones Laborales.

Hubo dos paros generales parciales: uno el 8 de marzo en rechazo al femicidio y la violencia de género, y otro el 21 de junio en defensa del presupuesto del 6% para la educación y 1% para la investigación, y en defensa de la negociación colectiva tanto privada como pública.

Dentro del total de 52 conflictos, “en 10 se adoptó como medida la ocupación de los lugares de trabajo, siendo la mayoría de los locales ocupados liceos por agresiones al equipo docente o por malas condiciones de los edificios”, dice el informe.

“En total se perdieron 342.201 jornadas laborables y se involucraron en los conflictos 800.000 trabajadores”, apunta la Universidad Católica.

La mayor conflictividad se dio a partir de abril y aumentó en junio con la discusión de la Rendición de Cuentas.

PRIVADOS. “El 67% de la conflictividad sectorial, es decir sin considerar los paros generales, se registró en el sector privado y nuevamente dentro de este se destacó la construcción que representó la mitad de la conflictividad del semestre hecho que se explica porque hubo cuatro fallecimientos en accidentes laborales”, dice el informe.

“Lo siguió la industria manufacturera con paros en la industria frigorífica por salarios y en la industria láctea por envíos a seguro de paro”, agrega.

PÚBLICOS. “Dentro del sector público la rama más conflictiva fue la educación con paros en todas las ramas por mayor presupuesto en la Rendición de Cuentas”, indica el estudio, y agrega que “en la Administración Pública se sumaron varios donde se reiteran el largo conflicto del Poder Judicial por el aumento salarial, nuevamente paros en el sector limpieza de la IMM en este caso en rechazo a la suspensión de trabajadores por el mal uso de una máquina y el conflicto de ANCAP que si bien no fue cuantitativamente significativo en el índice fue muy importante por sus implicancias”.

SALARIO. “Las reivindicaciones salariales fueron la causa principal de los conflictos. El 56% de la conflictividad global fue por mejoras salariales y allí hubo dos conflictos con peso determinante: el paro general parcial del 21 de junio y los paros en todas las ramas de la educación por un presupuesto del 6+1%”, destaca el informe semestral.

“En condiciones de trabajo, como en otras ocasiones, se sumaron los paros en la construcción por mayor seguridad y también varios en liceos y escuelas por agresiones. En empleo se consideraron los paros de la industria láctea por envíos a seguro de paro y en el transporte interdepartamental por despidos, conflicto que culminó con acuerdo”, detalla el estudio.

Informe Semestral de Relaciones Laborales 2017 by SubrayadoHD on Scribd

Dejá tu comentario