Nacional

El presidente analizó con ministros el avance de la negociación con UPM

Vázquez se reunió este lunes de mañana con los ministros vinculados a la segunda planta de celulosa, que requiere inversión estatal.

El presidente Tabaré Vázquez se reunió este lunes de mañana en las oficinas de Suárez y Reyes, en el Prado, con buena parte de su gabinete para analizar el proceso de concreción de la segunda planta de pasta de celulosa de UPM sobre el río Negro.

Del encuentro participaron el secretario y prosecetario de la Presidencia, Miguel Angel Toma y Juan Andrés Roballo, y los ministros de Economía, Danilo Astori, de Transporte, Victor Rossi, de Vivienda, Eneida de León, de Trabajo, Ernesto Murro, de Industria, Carolina Cosse, de Ganadería Tabaré Aguerre y el titular de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, Álvaro García.

La reunión se inició sobre las nueve de la mañana y duró más de dos horas. Tras encuentro, si bien se había anticipado una conferencia de prensa, no hubo comentarios de los ministros.

Con esta instancia Vázquez quiso hacer una puesta a punto de lo negociado hasta ahora con UPM en el proceso de análisis previo que podría desembocar en una mega inversión de la compañía finlandesa.

Precisamente Vázquez viaja a Europa en las próximas semanas y visitará Finlandia en un intento por avanzar en la concreción de la segunda planta de celulosa de UPM, que sería la tercera en Uruguay (UPM ya tiene una y Montes del Plata otra).

Uno de los puntos que más le inquieta al gobierno es la concreción de las obras de infraestructura reclamada por la compañía para definir la construcción de su nueva fábrica.

Por esta misma razón, el presidente Vázquez se había reunido la semana pasada con los intendentes de Montevideo y Canelones primero, y con los de Durazno y Florida después.

UPM exige una salida en tren de su producción desde la zona de Paso de los Toros hacia el puerto de Montevideo.

Para ello se deberían mejorar las vías férreas y en algunos casos cambiar su trazado, además de volverlas capaces de correr trenes a más de 70 km/h, cuando hoy no pueden superar los 45 km/h.

Dejá tu comentario