Nacional

El Mercosur le reclama a Maduro restablecer el orden institucional

En la declaración final los presidentes exigen el cese de la violencia y la liberación de los presos políticos. Primó la mesura pedida por Uruguay.

El Mercosur instó este viernes al gobierno de Venezuela a restablecer el orden institucional y el Estado de derecho, en una declaración de su cumbre presidencial en Mendoza, Argentina.

Los países del bloque "hacen un urgente llamado al cese de toda violencia y a la liberación de todos los detenidos por razones políticas, instando al restablecimiento del orden institucional, la vigencia del Estado de derecho y la separación de poderes", dice el texto que firmaron Uruguay, Argentina, Brasil y Paraguay como socios plenos del bloque, junto a Chile, Colombia y Guyana como países asociados y México.

Bolivia, también presente como país en proceso de adhesión, no suscribió la declaración.

“Convencidos que la solución a la crisis sólo podrá ser resuelta por los venezolanos, instan al Gobierno y a las fuerzas opositoras de la hermana República Bolivariana de Venezuela al diálogo, que permita una concertación política creíble", agrega el texto.

La crisis política y social venezolana acaparó los debates en la cita de alto nivel. Algunos países presentes, como Argentina y Brasil, querían una declaración más dura sobre Venezuela y contra Maduro. Se habló en la previa de un ultimátum a Maduro o aplicar sanciones económicas.

Pero para eso no existía el consenso que requieren las normas del Mercosur para adoptar decisiones. Uruguay llegó a la Cumbre con la intención de tender una mano a Venezuela y no aplicar sanciones ni firmar declaraciones de condena.

Al final fue esta postura la que primó, con una declaración que reclama cambios y el cese de la violencia, pero no plantea la suspensión definitiva de Venezuela ni sanciones de ningún tipo.

MÁS DUROS. Los presidentes Michel Temer de Brasil y el anfitrión Mauricio Macri de Argentina, tenían posturas más duras contra Maduro y su régimen.

"Nuestros cancilleres reconocieron formalmente la ruptura del orden democrático", aseguró poco antes el brasileño Michel Temer, quien asumió la presidencia rotativa del bloque regional.

El documento también exhorta al gobierno de Nicolás Maduro y a la oposición a "no llevar a cabo ninguna iniciativa que pueda dividir aún más a la sociedad venezolana o agravar conflictos institucionales" y reitera su disposición a acompañar un diálogo "de la manera en que sus actores estimen más conveniente".

La elección de la Asamblea Constituyente convocada por Maduro es rechazada por la oposición por considerarla un fraude.

Las protestas contra la Constituyente, que comenzaron hace casi cuatro meses, arreciaron en los últimos días al acercarse el 30 de julio, la fecha prevista de votación.

El saldo de los enfrentamientos es de 103 muertos y miles de detenidos.

Poco antes, el anfitrión de la Cumbre del Mercosur, Mauricio Macri, pidió la adopción de un calendario electoral e hizo un llamado a la paz y a "la libertad de los presos políticos".

"Reiteramos nuestra disposición a establecer en consulta con el gobierno y la oposición un grupo de contacto para mediar en un proceso de diálogo", afirmó al instalar la cumbre presidencial.

Venezuela está suspendida del Mercosur, con voz pero sin voto, desde diciembre por incumplir obligaciones comerciales con las que se comprometió cuando se incorporó en 2012.

La sombra de una posible suspensión permanente del bloque planeó en los debates de los días previos.

LA RESPUESTA. En un comunicado de la cancillería, Caracas calificó la cumbre de Mendoza de "ilegal" y consideró "alarmante el permanente uso temerario del mecanismo de integración al servicio de una política de hostigamiento al gobierno y al pueblo de Venezuela".

 

TEXTO: AFP y Subrayado.

FOTO: AFP

Dejá tu comentario