PolicialesDiego Riolfo

El apartamento del futbolista Diego Riolfo fue saqueado en Año Nuevo

Robaron varios puntos del barrio, entre ellos tres unidades del mismo edificio. Fue una noche complicada en la zona de Malvín.

El futbolista de Wanderers Diego Riolfo denunció que en año nuevo los ladrones le desvalijaron la casa, y contó en Twitter la odisea que significó hacer la denuncia policial.

Riolfo llegó a las 2 am a su domicilio, un cuarto piso en Malvín. Llevaba a su hija en brazos y estaba junto a su esposa, embarazada.

Se dio cuenta que algo andaba mal: la puerta estaba abierta, las luces prendidas y todo tirado en el apartamento.

"Las casas siempre nos daban más miedo, así que en junio optamos por alquilar un apartamento. Nos sentíamos seguros", dijo el deportista.

Riolfo no se animó a entrar. Llamó al 911. Estuvo 20 minutos intentándolo.

Dejó a su familia a salvo y se fue a la seccional 14 del Parque Rivera.

Allí lo atiende un funcionario de guardia. El denunciante le pide que lo acompañen a su casa y relata el hecho.

De todo lo hurtado quiere un disco duro que contiene fotos de la familia y trabajos de la Facultad de Ciencias Económicas. Hace poco Riolfo se recibió de economista tras 9 años de duro esfuerzo.

El miedo y la indefensión dieron lugar al desconcierto.

Pese a que vio patrulleros en el fondo, el agente le dice que no hay móviles disponibles.

Llegará en unos en 40 minutos, le explica. "Luego iremos a su casa", le dijo el funcionario.

Embed

A las 3 de la madrugada llegó el móvil policial al domicilio de los Riolfo. Allí se entera que no fue la única víctima.

Los policías le cuentan que son cinco oficiales trabajando en la zona para atender varios robos que ocurrieron en el barrio.

"Es triste lo que se está viviendo" le dice uno de los uniformados.

La sorpresa llega poco después. Comprueban que las ventanas de tercer piso también están abiertas. En total los ladrones saquearon tres apartamentos del mismo edificio entre las 20.30 y las 2 am.

Los investigadores recorrieron el edificio y comprobaron que ya no había peligro. Era una noche negra para ellos: los llamaron porque estaban robando al lado del Disco de la avenida Legrand.

Embed

Riolfo reflexiona sobre los robos: "Cuando te toca, de verdad sentís miedo. Prefiero ni imaginar situaciones mucho más violentas que le tocan a otros. No me quiero acostumbrar a esto. No quiero resignarme a poder vivir tranquilo en mi país".

Y agrega: "Esto ya no es cuestión solamente de partidos políticos. Se necesita voluntad en serio. Estoy cansado de hipocresías y humo. Puro humo".

Embed

Dejá tu comentario