Internacionales

Ejecutan en China a colombiano acusado de tráfico de drogas

Desde hace 6 años Ismael Arciniegas esperaba el final. Fue detenido con 4 kilos de drogas por las que pensaba cobrar US$ 5.000


En la noche del lunes, fue ejecutado en China con inyección letal Ismael Arciniegas por im delito de narcotráfico.

La condena, se dio luego de que Ismael fuera capturado en el 2010 cuando intentó entrar al país asiático con cuatro kilos de droga, que le pidieron traficar a cambio de 5.000 dólares.

Desde ese entonces este hombre nacido en Cali, de 72 años, estaba preso en una cárcel en la ciudad de Guangzhou donde esperaba el cumplimiento de su sentencia.

Su familia pudo hablar con él antes de la ejecucción. Su hijo Juan José, de 34 años, manifestó que pudo hablar por teléfono con su padre dos horas antes de que fuera ejecutado. "Me voy feliz" habría dicho su padre durante la llamada.

La cancillería de Colombia expresó sus condolencias a través de un mensaje en Twitter y afirmó que lucharon hasta el último minuto para salvarle la vida.

Arciniegas había sido detenido en 2010. No es el único colombiano y latinoamericano en cárceles

Tampoco es el primer miembro de su familia que muere en una prisión extranjera acusado de narcotráfico.

Su hermano Luis Germán, quien cuando Ismael Enrique ya estaba preso aceptó llevar una carga y estuvo detenido en Macao (región administrativa especial dentro del territorio chino).

Ahí sufrió un derrame cerebral y a pesar de las gestiones de las autoridades colombianas terminó muriendo en prisión por complicaciones de salud en septiembre de 2013.

Según informó Liu Tao, vocero de prensa y director de la sección política de la embajada de China en Colombia, la condena por llevar desde 50 gramos de estupefacientes (opio, heroína, cocaína, marihuana y otros) puede ir desde 15 años de prisión hasta pena de muerte, pasando por cadena perpetua, sin importar su nacionalidad.

"Tiene un valor educativo para todo el pueblo colombiano", dijo Liu Tao respecto a la ejecución de Arciniegas.

La Cancillería colombiana envió una última nota pidiendo clemencia a China, la última de una serie de gestiones que incluyeron un encuentro la semana pasada entre la canciller María Ángela Holguín y el embajador de China en Colombia, Li Nianping.

Dejá tu comentario