Nacional

Crimen de Heriberto Prati: detienen a jóvenes de asentamiento Acosta y Lara

Uno es menor y otro mayor. Este martes de mañana allanaron la zona. Policía tiene en la mira una familia entre cuyos integrantes hay delincuentes.

Hay dos detenidos por el asesinato de Heriberto Prati, ocurrido en la madrugada del sábado en Carrasco Norte, informó la Policía a Paola Botti de Subrayado.

Se trata de un mayor y un menor pertenecientes a una familia residente en el asentamiento Acosta y Lara.

Este martes en la mañana hubo un allanamiento a la casa.

La Policía tenía en la mira a una familia del asentamiento desde las últimas horas. Se trata de un grupo de personas entre cuyos integrantes hay varias personas que están procesadas o han estado en prisión.

Según los investigadores los detenidos podrían ser las dos personas que huyeron en una moto roja tras balear a Prati en la cabeza durante la rapiña.

La víctima salió en defensa de María Laura Methol, a quien dejaba en la puerta de su casa tras pasar la noche con amigos.

Cuando el delincuente abordó a Methol, "El Negro" Prati -como le decían sus amigos- bajó del auto con un cuchillo en la mano.

Según el relato de la mujer, entre insultos Prati y el rapiñero se fueron acercando. "NO te animás a tirar", le dijo Prati.

La mujer pidió al delincuente que no disparara y arrojó su cartera al suelo.

A una distancia de 10 metros, el joven le disparó en la cabeza. Prati murió al instante

En las últimas horas se tensó el clima en el barrio a raíz del antiguo enfrentamiento entre los vecinos de la zona con las familias que habitan el asentamiento.

El País informa en su edición de este martes que a raíz de situaciones que se repiten a diario ningún guardia de seguridad quiere trabajar en la zona.

Precisamente a media cuadra de donde fue asesinado Prati hay una casilla con un guardia privado. En el momento del trágico episodio había una persona de guardia.

Como lo exigen las normas no estaba armado. Cansado de ser continuamente insultado por los jóvenes del asentamiento, y en función del episodio que tuvo que vivir el sábado, el trabajador renunció a su puesto, señala la crónica de El País.

Heriberto Prati, de 56 años, estudió en la Escuela Naval y fue marino mercante.

Desde hace algunos años  gestionaba una pequeña empresa que producía elementos de caucho de silicona. Tenía dos hijas de entre 24 y 28 años, y dos nietos.

"QUE SE CALLE"

María Laura Puyol, la esposa de Prati, contó a Telenoche que habían sido asaltados un mes atrás, y que su esposo estaba dispuesto a defender a quien fuere en un momento como ese.

Puyol le envió un mensaje al ministro del Interior, Eduardo Bonomi, quien recomendó ayer no resistirse a las rapiñas: “Que se calle la boca y que haga lo que tenga que hacer. Porque si no empezamos a resistirnos van a seguir robándonos todos los días y la gente que es como nosotros, que trabaja, ¿por qué tenemos que estar pasando por esto? No es justo lo que dice el ministro, no es justo para nadie”.

Este martes, el subsecretario Jorge Vázquez dio su versión de por qué no hay que enfrentar a los delincuentes.

"La vida para una persona común tiene un valor distinto a la de un delincuente", comentó.

Dejá tu comentario