Corte Suprema de EEUU ratifica controvertidas restricciones al voto

La Corte Suprema de Estados Unidos ratificó el jueves las controvertidas leyes de Arizona que restringen la forma de votar, una decisión que podría tener un impacto duradero en los derechos de voto de las minorías.

La Corte Suprema de Estados Unidos ratificó el jueves las controvertidas leyes de Arizona que restringen la forma de votar, una decisión que podría tener un impacto duradero en los derechos de voto de las minorías.

Se trata de dos leyes electorales respaldadas por los republicanos que se consideran como un desafío clave a la histórica Ley de Derecho al Voto de 1965, que pretendía en parte evitar la discriminación de los votantes negros.

Una de ellas exige a los ciudadanos que votan el día de las elecciones que emitan su sufragio en el distrito electoral en el que viven, mientras que otra tipifica como delito que terceros recojan y depositen las papeletas de votantes.

El Comité Nacional Demócrata presentó una apelación, argumentando que esas disposiciones se promulgaron con intención discriminatoria y violaron la Sección 2 de la Ley de Derecho al Voto.

Un tribunal federal de apelaciones dictaminó el año pasado que las leyes afectarían negativamente a los afroestadounidenses, los hispanos y las personas de origen indígena, que por razones socioeconómicas tienen menos posibilidades de desplazarse a los colegios electorales.

Pero los partidarios de las leyes estatales argumentaron ante la Corte Suprema, donde los jueces de tendencia conservadora tienen una mayoría de 6-3, que las leyes son necesarias para evitar el fraude electoral.

El juez conservador Samuel Alito dijo en la sentencia que "el mero hecho de que haya alguna disparidad no significa necesariamente que un sistema no sea igualmente abierto o que no dé a todos la misma oportunidad de votar".

Por su parte, la jueza Elena Kagan escribió en su disentimiento que la decisión "socava" la Ley de Derecho al Voto y sus premisas de democracia e igualdad racial.

Esta decisión es el segundo golpe contra la Ley de Derecho al Voto en menos de una década.

En 2013, la Corte Suprema anuló parte de la ley, que exigía que los estados con un historial de discriminación de los votantes recibieran primero autorización de las autoridades federales antes de cambiar cualquier norma sobre votación.

chp-mlm/dw/yo/dga

FUENTE: AFP

Dejá tu comentario