Cordera quiere dar cursos de violencia de género para evitar juicio por sus dichos sobre violación de mujeres

El exlíder de Bersuit Vergarabat dice haber reflexionado sobre afirmaciones hechas en 2016 que le costaron la condena social y el destierro artístico

El cantautor Gustavo Cordera, exlíder de la Bersuit, ofreció ante la justica dar cursos de vioencia de género para reparar los dichos que provocaron una causa contra él por "incitación a la violencia colectiva" y un embargo por 500.000 pesos.

El caso se inició luego de los dichos del músico en agosto de 2016 durante una charla en la escuela de periodismo TEA, donde manifestó que "hay mujeres que necesitan ser violadas".

Embed

Este lunes, Cordera se presentó en el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N° 7 de la ciudad de Buenos Aires en un nuevo intento por revertir el procesamiento a cambio de una serie de tareas comunitarias.

La defensa del músico es llevada a cabo por Fernando Burlando.

El abogado reiteró el pedido para que el músico obtenga una probation impartiendo "cursos o charlas en alguna institución privada sobre igualdad de género", además de la realización de recitales acústicos a beneficio.

Cordera vivió un verdadero calvario luego que sus dichos se viralizaran. Numerosas organizaciones feministas y de apoyo a las víctimas de violencia exual condenaron sus afirmaciones.

En lo artístico, sufrió un grave perjuicio: sus discos dejaron de escucharse y suspendieron muchos de sus recitales.

Por eso, su defensa legal quiere que Cordera vuelva sobre sus pasos.

En ese sentido, el abogad propuso ante el juez que Cordera vaya a una nueva entrevista con alumnos de TEA para explicar lo vivido a partir de aquellas expresiones, "lo que ha significado en su vida y cómo se encuentra hoy".

Burlando destacó la "madurez de Cordera" y su "cambio intelectual"

"Me parece que una manera de reparar el error es contar a la sociedad la experiencia que viví en este tiempo donde tomé conciencia de lo que sucedió, de la información que yo expresé en esa charla íntima para chicos de 18, 19 o 20 años", expresó el músico.

Dijo que su propuesta tiene que ver con "un trabajo en grupo" que realizó en una clase de psicología en la facultad sobre comportamientos sexuales.

"Siendo licenciado en Comunicación sé perfectamente que lo que uno transmite a veces no es interpretado. Me arrepiento de no haber sido lo suficientemente claro", señaló el ex Bersuit.

"Quiero formar parte de alguna manera de sanar esa la violencia. Esa es mi misión como artista. Esta vez desafortunadamente he cometido un error y necesito repararlo ante todos ustedes", agregó.

El abogado Andrés Bonicalzi, que representa a la asociación de Ayuda a las Víctimas de Violación (AVIVI), una de las querellas, le consultó entonces si había realizado algún tipo de capacitación o curso con perspectiva de género para poder dar el curso.

"He leído mucho, me he interiorizado mucho. Mis hijas me han enseñado en este tiempo a deconstruir una cultura que traigo como hombre a lo largo de mi historia personal", contestó Cordera.

Sobre este punto, el artista contó sus lecturas sobre "bioneuroemoción", "constelaciones familiares" y Gestalt.

María Luisa Piqué, fiscal de la Procuración General de la Nación junto a Mariela Labozzetta, titular de la Unidad Fiscal Especializada en Violencia contra las Mujeres (UFEM), pidieron que Cordera realice "una retractación y un pedido de disculpas público.

Además deberá "abstenerse de hacer declaraciones públicas que explícitamente promuevan, naturalicen o legitimen la violencia sexual contra las mujeres o que configuren violencia simbólica".

Ambas funcionarias estan de acuerdo con la probation para Cordera bajo esas condiciones.

"No toda manifestación de violencia de género merece una pena de prisión, sino aquellas que entran en el ámbito delictivo", indicó Labozzetta.

"Si tomamos conductas demagógicas lo que hacemos es seguir jugando con las víctimas. El sistema se tiene que hacer cargo de la gravedad de los hechos. Hay gradualidades y proporcionalidades", afirmó la fiscal.

El abogado querellante Bonicalzi manifestó que no coincidía con el otorgamiento de suspensión del juicio a prueba.

Incluso leyó dos estrofas del tema "Coger no es amor" de Bersuit Vergarabat, la banda que Cordera lideró hasta el 2009.

Bonicalzi recordó que los artistas "son referentes para todo un conjunto de personas, adolescentes, niños y niñas".

Sara Barni, presidenta de la asociación querellante Red Viva, tambèn se motró contraria a levantar las medidas: "Con la suspensión se le está diciendo a Cordera 'no es tan grave lo que dijiste'. Una palmadita en la espalda y a dormir sin postre".

El pedido de probation del músico -que ya había sido rechazado por Canicoba Corral en noviembre del año pasado- será resuelto en los próximos 10 días por el TOF 7, a cargo del juez Germán Andrés Castelli.

Dejá tu comentario