Colombia se despertó en el Mundial, goleó 3-0 y eliminó a Polonia