Cirque du Soleil de luto por la muerte accidental del hijo de un fundador

Olivier Rochette, de 42 años, estaba preparando la escenografía de un espectáculo cuando fue golpeado por un elevador

Un integrante de la famosa compañia Cirque du Soleil murió en un accidente sobre el escenario.

Un ascensor lo golpeó mientras preparaba detalles del espectáculo "Luzia" que iba a ser presentado en San Francisco.

Olivier Rochette, de 42 años, era hijo de los fundadores del colectivo canadiense. Llevaba dos décadas trabajando allí como técnico.

"Mi corazón está roto", dijo director del Cirque du Soleil Daniel Lamarre, tras conocer la noticia.

El circo informó de su fallecimiento este miércoles y ofrecieron condolencias a Gilles Ste-Croix, padre de Rochette y cofundador del circo.

La policía describió el hecho como un "accidente industrial" y dijo estar investigando el suceso.

Olivier siempre ha sido miembro de nuestra familia cercana y un colega amado", expresó Lamarre en un comunicado.

Añadió que el espectáculo programado para este jueves se había suspendido.

Expertos en salud y bienestar de la compañía están revisando los estándares de seguridad de la compañía, que ha tenido otros accidentes recientes.

La muerte de Rochette se produjo pocos días después de que una intérprete del circo sufriera una grave caída.

La gimnasta australiana y acróbata Lisa Skinner se cayó este domingo durante su rutina en el aro aéreo en la ciudad de Brisbane, Australia.

Se quebró la columna vertebral y el brazo, señaló su madre a varios medios locales.

En 2013, una artista murió durante un espectáculo en Las Vegas.

Las autoridades dijeron que Sarah Guyard-Guillot cayó de 28 metros de altura al suelo cuando su cable de seguridad se desprendió debido a su rápido ascenso.

El Cirque de Soleil se fundó en 1984 por Gilles Ste-Croix y Guy Laliberté.

Tuvo su sede en Montreal, hasta el año 2015, cuando fue adquirida por la firma estadounidense TPG e inversionistas chinos del Grupo Fosun Capital.

 

FOTO: Olivier Rochette/Facebook

 

Dejá tu comentario