Cavendish se hace con la 4ª etapa del Tour de Francia, Van der Poel sigue líder

Regreso por todo lo alto de Marc Cavendish. El ciclista británico del equipo Deceuninck-Quick Step ganó al esprint en la 4ª etapa del Tour de Francia, este martes en Fougères, su 31º triunfo en la ronda gala.

Regreso por todo lo alto de Marc Cavendish. El ciclista británico del equipo Deceuninck-Quick Step ganó al esprint en la 4ª etapa del Tour de Francia, este martes en Fougères, su 31º triunfo en la ronda gala.

El neerlandés Mathieu Van der Poel (Alpecin) conservó el maillot amarillo de líder que atrapó dos días antes, en vísperas de la primera contrarreloj de la prueba.

En el esprint, disputado en un ligero falso llano ascendente, Cavendish superó al francés Nacer Bouhanni, también de vuelta en el primer plano, y al belga Jasper Philipsen.

Después de unos años retirado, sobre todo por el virus de Epstein-Barr, 'Cav' se reencontró con la victoria en el Tour a la edad de 36 años. Su triunfo anterior databa de 2016.

Llamado a filas tarde por su equipo para la 'Grande Boucle', el nativo de la isla de Man ocupó el puesto del irlandés Sam Bennett, maillot verde del Tour-2020.

Cavendish, que ganó por primera vez en el Tour en 2008, se acercó un poco más a la leyenda belga Eddy Merckx, quien ostenta con 34 etapas el récord de victorias parciales en la cita francesa.

En la salida de Redon, los ciclistas protestaron después de las múltiples caídas de los primeros días. El pelotón puso un pie a tierra durante un minutos, unos cientos de metros después del comienzo efectivo de la etapa, antes de reiniciar la marcha.

Los ciclistas pidieron, según Radio Tour, que se inicie un "diálogo sobre seguridad con todas las partes interesadas en el ciclismo, UCI, organizadores, equipos y corredores".

La carrera comenzó realmente una decena de kilómetros más adelante con el ataque del belga Brent Van Moer, a quien se unió el galo Pierre-Luc Périchon. Pero la pareja nunca consiguió una ventaja superior a los tres minutos, una distancia controlada por los equipos de Cavendish, el más activo, de Van der Poel, y también del francés Arnaud Démare (Groupama-FDJ).

Al día siguiente del abandono por caída del australiano Caleb Ewan, jefe de filas de su formación Lotto, Van Moer se mostró el más insistente. El reciente ganador de una etapa en el Dauphiné fue alcanzado en los últimos 150 metros, casi en la línea de meta.

El miércoles, Van der Poel afrontará la primera de las dos contrarrelojes del Tour con 8 segundos de ventaja sobre Julian Alaphilippe, una etapa de 27,2 kilómetros entre Changé y Laval.

jm/fbr/fby/gh/psr/iga

FUENTE: AFP

Dejá tu comentario