Nacional

"Aumento de delitos responde a que hay más delincuentes"

El ministro del Interior dijo que esto es lo llamativo. Además reconoció que hay un 70% de reincidencia en los reclusos que recobran la libertad. Cambios en vigilancia.

 

El titular de Ministerio del Interior, Eduardo Bonomi, explicó las razones por las que hay un aumento de los delitos. En declaraciones a Subrayado dijo que esto se da "porque aumenta la gente que se vuelca a la delincuencia, no porque salga gente en libertad. Son los primarios", remarcó.

A  pesar de ello reconoció que el 70% de los presos que recobra la libertad reincide. 

El subsecretario de la cartera, Jorge Vázquez, también se refirió a la inseguridad y apuntó que "la Policía tiene un importante papel para cumplir, pero no es la Policía la responsable exclusiva de la situación. Es necesaria una acción combinada del Estado, las instituciones públicas y privadas, y de los ciudadanos en general". 

Una serie de hechos delictivos de impacto conmovieron a la opinión pública en los últimos días:  la ejecución en plena vía pública del empresario Alexander Latecki,  la muerte de la joven Federica Alonso a manos de su padre al ser confundida con un delincuente.

No siempre hay tantos casos que generen aspaviento al mismo tiempo. Desapariciones de jóvenes, muertes violentas de contenido sexual en Rocha, prostitución infantil en Curtina, un parricidio impulsado por la adicción a las drogas, han abierto nuevamente el debate en la opinión pública sobre lo que pasa en la sociedad uruguaya.

Ese debate ha llegado al gobierno y la falta de respuestas es coincidente: ¿es una crisis de valores? ¿hay más gente delinquiendo? ¿son fallas en la política de seguridad'?

En las últimas horas surgió un elemento adicional: la alta cantidad de liberaciones de reclusos, en un sistema penal que tienen actualmente casi 9.000 personas privadas de libertad en condiciones humanas puestas en entredicho por organismos de derechos humanos.

La justicia liberó a 1.512 presos entre febrero y noviembre de 2011. La Suprema Corte de Justicia concedió 209 libertades anticipadas y denegó 712 solicitudes.

Las restantes  1.303 correspondieron a libertades condicionales, que son otorgadas a ciudadanos procesados sin prisión por haber cometidos delitos leves o excarcelables.

Los datos del Poder Judicial se complementan con informaciones policiales otorgadas al diario El País en las que -se señala- hubo otras 400 libertades anticipadas y transitorias.

La divulgación de la noticia causó revuelo en el Ministerio del Interior, ya que la información iba acompañada de comentarios provenientes de fuentes policiales. Los mismos insistían que todas esas liberaciones podrían ser la explicación del aumento de la violencia en los últimos meses. De hecho, se divulgó el importante nivel de reincidencia en esta generación de liberados: 70%

Los días 18 y 19, el gobierno realizará una serie de actividades en el marco del "Dia del Policía" que buscarán reflexionar sobre la inseguridad ciudadana y sus razones en un país que debate la imputabilidad de los menores de edad, las consecuencias de la amrginación social y la superpoblación carcelaria.

CAMBIOS EN SISTEMA DE VIGILANCIA. Aprovechando la coyuntura, el ministro del Interior Eduardo Bonomi, anunciará cambios, en el sistema de vigilancia en Montevideo, que incluirá una descentralización de la operativa. Unos 400 detectivos de Investigaciones -integrado por Hurtos y Rapiñas, Homicidios, entre otras divisiones- serán redistribuidos en las 24 comisarías montevideanas. Las estrategias de vigilancia atenderán al criterio de geolocalización de los delitos.

El ministro del Interior cree que cada zona de la ciudad tiene problemas distintos, registra distintas formas de delincuencia y necesita una respuesta policial distinta.

Para él, el incremento de la violencia reside en que "hay más gente delinquiendo", un problema cultural que va más allá de la represión policial.

Este jueves el subsecretario Jorge Vázquez anunció en Subrayado el encargo de un estudio sobre el fenómeno, en busca de respuestas transversales a un problema de seguridad, pero que toca también aspectos educativos, económicos y sociales.

En Montevideo se denunciaron en 2010 unas 15.000 rapiñas. Se cree que se cometen más del doble ya que es alto el número de delitos que no se denuncian.

También ha estado en el debate público la incidencia de los menores delincuentes en el corpus de delitos. Los menores de 18 años de edad participaron en el 53% de los delitos que fueron aclarados por las autoridades en el último trimestre del año 2010, según datos oficiales.

Esta situación se ve agravada porque más del 90% de los delitos están concentrados en el área metropolitana conformada por Montevideo, Canelones.

No obstante, la posición del gobierno también invoca el aumento de la violencia no criminal, es decir la escalada de violencia entre personas que no necesariamente provienen de la "cultura del delito".

Entre enero y mayo de 2011 hubo 10.950 procesamientos, de los cuales siete de cada diez fueron con prisión.

La mitad de los procesados son delincuentes primarios, dándole así la razón al ministro Bonomi, respecto a que hay más gente delinquiendo.

Unos 4.797 procesados, algo menos de la mitad, son menores de 25 años, un dato de proyección ciudadana preocupante.

Dejá tu comentario