Al menos cuatro muertos y 159 desaparecidos en edificio que se derrumbó en Florida

Al menos cuatro personas murieron en el derrumbe de un edificio residencial cerca de Miami Beach, y los rescatistas siguen buscando a los desaparecidos, que subieron a 159, entre ellos muchos procedentes de América Latina.

Al menos cuatro personas murieron en el derrumbe de un edificio residencial cerca de Miami Beach, y los rescatistas siguen buscando a los desaparecidos, que subieron a 159, entre ellos muchos procedentes de América Latina.

"Estamos sin noticias de 159 personas. Además, queremos confirmar que el balance de fallecidos se sitúa ahora en cuatro", dijo Daniella Levine Cava, alcaldesa del condado de Miami-Dade.

Un número aún no determinado de residentes dormía en este edificio de 12 pisos situado frente al mar en el complejo Champlain Towers South, en la ciudad de Surfside, cuando se derrumbó parcialmente el jueves -hasta ahora de manera inexplicable- y se convirtió en una montaña de ruinas entre las que asomaban apartamentos destripados.

"Una parte del edificio se cayó completamente. No existe más", dijo Nicolás Fernández, un argentino de 29 años de Miami, que aguardaba noticias de amigos que se alojaban esa noche en el apartamento de su familia en el complejo.

"No sé de ellos. No sé si están vivos", dijo a AFP.

Decenas de bomberos y policías, ayudados con drones y perros rastreadores, trabajaron durante la noche del jueves, aferrados a las reducidas probabilidades de encontrar más sobrevivientes.

Mientras los rescatistas trabajaban con dificultad bajo lámparas artificiales, los cuerpos recuperados fueron metidos en bolsas amarillas y extraídos del lugar, mientras detectives trabajan en la identificación de las víctimas.

Los bomberos terminaban de sofocar un incendio en la parte norte del edificio, aún en pie, mientras el olor a goma y plástico permanecía en el aire en medio de ráfagas de lluvia.

"Seguiremos la búsqueda porque aún tenemos esperanzas de encontrar a personas vivas", dijo Levine Cava, que saludó la dedicación "increíblemente conmovedora" de los rescatitas.

"Las operaciones son efectuadas con un riesgo muy fuerte para estos individuos. Escombros les caen encima mientras hacen su trabajo", precisó.

En la madrugada el viernes, el presidente Joe Biden declaró la emergencia, ordenando ayuda federal para las labores de socorro.

Entre los desaparecidos figuraban muchos latinoamericanos.

La hermana de la primera dama de Paraguay, Sophía López Moreira, su esposo y tres hijos así como una empleada estaban desaparecidos, informó el canciller Euclides Acevedo. Igualmente se desconoce el paradero de nueve argentinos y tres uruguayos, según fuentes consulares de esos países.

Las labores de rescate podrían durar "al menos una semana", estimó el jueves Andrew Hyatt, otro responsable de Surfside.

- "Tenemos esperanzas" -

En un centro comunitario en Surfside, la noche del jueves familiares de los desaparecidos lloraban mientras esperaban noticias. Inquilinos del edificio en ruinas que por suerte estaban en otra parte cuando ocurrió la tragedia descubrían que de pronto se quedaron sin casa.

Erick de Moura, de 40 años, había pasado la noche del miércoles en la casa de su novia.

"Acabo de regresar y la escena es impactante", dijo. "Hay mucho dolor. Me siento bendecido por estar vivo".

En el edificio vivían residentes a tiempo completo y también personas que pasaban solo temporadas, por lo que es difícil saber cuántos estaban en el interior cuando colapsó.

Unos 55 apartamentos fueron afectados por el colapso.

Algunos residentes pudieron escapar caminando por las escaleras, mientras otros fueron rescatados desde los balcones.

El jefe adjunto de los bomberos de Miami-Dade, Ray Jadallah, dijo que los rescatistas se guiaban por sonidos que detectaron "a lo largo de la noche".

"No son específicamente sonidos humanos, puede ser un golpeteo, puede ser acero retorciéndose, puede ser algo de los escombros cayendo", explicó a periodistas.

"Tenemos esperanzas. Y cada vez que escuchamos un sonido, nos concentramos en esa área".

- Buscan explicaciones -

Aunque las razones del colapso no eran claras, la infraestructura del edifico, construido en 1981 y con 130 viviendas, seguramente será evaluada de cerca.

Champlain Towers debía recibir una recertificación este año, siguiendo los lineamientos de seguridad del condado de Miami-Dade, y era objeto de reparaciones en su techo como parte de ese proceso.

Pero las autoridades han subrayado que es poco probable que esos trabajos sean la causa del derrumbe.

Según un estudio dirigido por el profesor de la Florida International University (FIU) Shimon Wdowinski, el lugar mostraba señales de hundimiento a mediados de los 1990.

"No sé si el colapso era predecible, pero detectamos que el edificio se movió en los 1990", dijo Wdowinski a CNN el viernes.

La FIU advirtió en una publicación que el "hundimiento de tierra por sí mismo probablemente no causaría el colapso de un edificio".

La investigación para determinar lo ocurrido abarcará una recolección masiva de datos, toma de muestras de acero y concreto, búsqueda de señales de corrosión o de algún evento inusual previo al colapso, dijo otro experto de la FIU, Atorod Azizinamini, jefe del departamento de ingeniería civil y ambiental.

"Lamentablemente, esto no sucederá en unos días o semanas", indicó. "Tomará algún tiempo".

bur/dw/jh/leg/axn/rsr/ll

FUENTE: AFP

Dejá tu comentario