Nacional

54% de los empleos uruguayos corren riesgo de desaparecer según estudio

Pablo Regent de la Universidad de Montevideo dijo que la clave es "encontrar cuál es el trabajo en que no competimos con los robots".

La compañía de recursos humanos ADECCO organizó una jornada de expertos que se refirieron al impacto de la robotización en el trabajo.

Pablo Regent de la Universidad de Montevideo dijo que el 54% de los trabajos en Uruguay corren riesgo de automatizarse de aquí a 2030.

No se trata solo de un aparto que barre, ni de la máquina que expende boletos; se trata de la nueva revolución industrial que trae aparejados cambios en la educación y el mercado laboral.

Según un estudio realizado por la Oxford Martin School, para 2030, Etiopia tiene un 85% de riesgo de automatización de sus empleos, China un 77%, Argentina un 65% y Estados Unidos un 47%.

Uruguay no es ajeno al fenómeno y se trató en la Cámara Española de Comercio.

Entre los expositores, Regent presentó un estudio que replica la metodología de la Universidad de Oxford.

El estudio determinó que en los próximos 10 o 20 años el 54% de los empleos uruguayos corren riesgo de automatizarse.

Regent afirmó que "tenemos que entender que este problema es diferente de como fue en el pasado; siempre hubo problemas de tecnología versus trabajo humano, pero lo novedoso, y que a veces políticos, sindicalistas y la sociedad en general no entienden, es que se trata de un problema que está entrando a una velocidad como nunca antes. Hay que atacar el problema en las raíces y esto pasa no por defender puestos de trabajo que están condenados a desaparecer sino por buscar defender el trabajo de los uruguayos, para lo cual hay que encontrar cuál es el trabajo en el que no competimos con los robots sino que nos complementamos con ellos", según recoge la página de la UM. 

Profundizando sobre las características de los empleos en riesgo, señaló que cajeros de peaje, funcionarios bancarios y guardas de ómnibus están entre los más riesgosos, pero también contadores, abogados, administradores de redes y trabajadores de call center.

El estudio también indica que las mujeres tienen menor riesgo porque trabajan en sectores menos robotizados que los hombres, y que tanto el nivel educativo como el sector en el que de desempeñan y zona del país influyen.

A mayor educación el riesgo disminuye. 59% para quienes solo tienen primaria y 18% para los que tienen posgrado.

En el análisis por departamento se vio que Montevideo es el de menor riesgo y Cerro Largo el de mayor.

Entre los sectores más expuestos están la agricultura, la industria y el comercio, mientras que en el otro extremo está el de servicios, donde se aplica capacidad creativa e inteligencia social.

En UTU preocupa la situación y el rol que juega la educación en estos cambios. Quieren crear conciencia y trabajar en el cambio de la currícula de la institución junto a los profesores.

Por eso tienen previsto realizar charlas o seminarios con especalistas en diferentes ramas.

La primera será el viernes 4 de agosto en el Polo Tecnológico de Tacuarembó. Luego en Paysandú, donde tratarán los temas mecatronica y energías renovables

Turismo, servicios y el cambio de trabajo en general también serán parte de la charla.

 

Dejá tu comentario