Cargando...
Subrayado HD
Hoy
19°
Partly Cloudy

25°

18°

MARTES
21°
Thunderstorms
26°
MIÉRCOLES
18°
Thunderstorms
22°
JUEVES
18°
Cloudy
21°
VIERNES
19°
Mostly Cloudy
25°

"My little pony", la serie para niñas que ahora es subcultura de hombres

08 DIC 2017 - 11:04 | El inminente lanzamiento de 'My Little Pony: La película' pone en relieve a la legión de"bronies" .

Este viernes 8 de diciembre se estrena mundialmente 'My Little Pony: La película'.

Muchos podrían pensar que es una gran noticia para el público infantil.

Pues no. Aparentemente, desde 2010 "My Little pony" tiene un masivo e inesperado público adulto, según un informe de 20minutos.com

Se hacen llamar 'bronies', mezcla de "brother" y "pony". Se trata de fans mayormente varones heterosexuales aficionados a esta serie ideada originalmente para niñas.

Hay miles de jovenes y hombres adultos que adoran a los pequeños ponis y que han generado en los últimos años todo un fenómeno cultural en torno a estos personajes.

También hay chicas, a las que a veces se denomina con la variante pegasisters (unión de "pegasus" y "sister").

Por supuesto, también hay fans gays. Sin embargo, la comunidad brony siempre se ha esforzado por dejar claro que este no es un movimiento homosexual, como muchos apuntaban en sus orígenes.

El fenómeno brony nació en 2010, a raíz del estreno de la serie de animación My Little Pony: Friendship is Magic, la tercera de la historia basada en los populares muñecos de Hasbro.

Aunque la serie se concibió para niños y sobre todo niñas de entre 2 y 11 años, alcanzó una inesperada repercusión en el público adulto.

'My Little Pony' es innovadora, tiene guiones elaborados, muy buena estructura narrativa y un llamativo estilo de animación Flash El germen del fenómeno tuvo lugar en el popular foro estadounidense 4Chan, conocido por ser el origen de muchos de los primeros memes y la cuna del movimiento Anonymous.

Tras My Little Pony: Friendship is Magic se encontraba Lauren Faust, prestigiosa animadora y guionista que ya había trabajado en ficciones como Las supernenas y Foster, la casa de los amigos imaginarios, con la que logró ganar un Emmy.

La locura llegó a tal punto que los fans comenzaron a organizar convenciones sobre My Little Pony, del mismo modo que las que se orquestan en torno a otros fenómenos de la cultura de masas como Star Wars.

La más conocida —que no la única— es la BronyCon, que se celebró por primera vez en 2011 en Nueva York.

Este evento fue además el núcleo de dos documentales sobre el fenómeno, Bronies: The Extremely Unexpected Adult Fans of My Little Pony (Bronies: Los muy inesperados fans adultos de My Little Pony) y A Brony Tale, que sigue los pasos de Ashleigh Ball, una de las actrices que ponen voz a varios ponis de la serie.

Además, en 2012 comenzó a publicarse un elaboradísimo análisis sobre los bronies, el Brony Herd Census, un estudio demográfico sobre los fans de la serie.

Ahora, siete años después de que comenzase esa locura, My Little Pony: La película llega como un regalo para los fans. El filme está muy lejos de alcanzar el favor de la crítica y ni se acercará a los galardones en la inminente temporda de premios cinematográficos, pero a los bronies eso no les importa

Erlend Øye en La Trastienda

KiKo Veneno en La Trastienda

"Vas a bailar?": el último disco de Olvidate