Cargando...
Subrayado HD
Hoy
19°
Mostly Sunny

22°

11°

SÁBADO
13°
Partly Cloudy
17°
DOMINGO
11°
Breezy
23°
LUNES
13°
Mostly Cloudy
23°
MARTES
14°
Scattered Thunderstorms
18°

Empate festejado: Colombia al Mundial y Perú a repesca ante Nueva Zelanda

11 OCT 2017 - 07:20 | Durante el desarrollo del partido, los otros resultados iban colocando a uno y otro en distintas posiciones de la tabla. Incaicos cambian la pisada

 

La gloria visitó Lima por partida doble de la mano de sus "hombres gol": Colombia, con James Rodríguez, clasificó a su sexto Mundial al empatar 1-1 ante un Perú, que se metió por la ventana a la repesca, gracias a la picardía de su artillero Paolo Guerrero.

No hubo salsa ni "ras tas tas". Sólo un grito furioso, casi desesperado de gol y de triunfo. James se puso Colombia en los hombros a los 59 minutos, cuando encontró el balón en medio de una desesperada y enredada defensa inca, que entristeció a las 40.000 almas en el Estadio Nacional.

Pero, pese a que Perú no ofreció un partido sólido, el 'Depredador' Guerrero aprovechó un tiro libre indirecto a los 75 minutos para engañar a David Ospina y obligarlo a tapar un balón que podía haber dejado pasar y que finalmente empujó dentro de las redes. El árbitro Sandro Ricci terminó cobrando, pese al reclamo inicial de la visita.

Con este resultado, la escuadra cafetera queda cuarta y gana el cuarto cupo sudamericano de la clasificación directa a Rusia 2018, la segunda Copa del Mundo de la mano del argentino José Pekerman.

"Esperaba esto, siempre la experiencia te indica los caminos a seguir. La grandeza de un equipo se ve en este tipo de circunstancias, aseguró.

Mientras que Perú tendrá que vérselas con Nueva Zelanda en un repechaje en un mes, y está a un paso de acabar con 36 años de ausencias de una Copa del Mundo.

La escena en el gramado del Nacional de Lima era curiosa: dos equipos celebraban, unos más que otros. "Hay que tener tranquilidad para el repechaje", dijo el 'Depredador' peruano.

SOLIDEZ COLOMBIANA

Sólida, planteando marca y desactivando el juego del anfitrión, Colombia supo adivinar lo que le ofrecían los peruanos. Puso sus condiciones y anuló el mediocampo de un Perú al que el partido le quedaba grande y se veía desbordado por la presión de poder volver a un Mundial casi cuatro décadas después.

Aprovechando la desconcentración y tal vez los nervios de los dueños de casa, un desconcertante Duván Zapata ganó un balón aéreo que pivoteó hábilmente para Radamel Falcao. Y, como debe ocurrir con las estrellas del fútbol, que tienen que estar en la hora correcta, James llegó sin pedir permiso y la conectó sin piedad.

"Fue un partido duro. Perú ha mejorado mucho en los últimos años. Es justo que estén en el quinto puesto y es justo que estén en Rusia y vayan a un Mundial", dijo el atacante colombiano del Bayern Múnich para quien "las eliminatorias se ganan con huevos grandísimos".

SIN ESPACIOS

En un juego trabado durante todo el primer tiempo, Perú se mostró errático, como contenido por una camisa de fuerza. Dueño de su patio, quiso armar juego desde el fondo y avanzar como un rodillo sobre el gramado. Pero Colombia lo tenía todo estudiado: planteó una buena marca que desactivó la estructura peruana.

"Por la manera de jugar de los dos equipos, siempre han salido buenos partidos, con resultados ajustados y el nivel de juego muy bueno", había dicho Pékerman.

Ambos abrían la cancha al máximo buscando juego. Colombia aprovechaba con cautela y volvía rápidamente a su terreno para protegerse. Perú pasó a jugar con centros largos e imprecisos, sin la aduana del mediocampo.

PICARDIA

En Perú nada salía. André Carrillo cambiaba de punta para sorprender pero era en vano. Perdía la pelota de los pies y se complicaba. Incluso se ganó una amarilla al derribar a Duván Zapat. El DT de Perú, el argentino Ricardo Gareca, se llevaba las manos a la cabeza. Así se fueron al descanso.

En la segunda mitad vinieron los goles. Tras el 1-0 de James, Perú bebía un amargo café y empezaba a ver cómo se desvanecían sus sueños de Mundial. "Vaaaamos, vamos peruaaaanos, que esta noooche, tenemos que ganar", se escuchaba en la tribuna, sin bajar los brazos.

El juego se tornaba rudo en el mediocampo. Hasta que una falta contra Aldo Corzo, que él mismo fabricó, puso en los pies de Guerrero la oportunidad de oro. Faltando 15 para el final, el tiro libre indirecto dibujó una curva que Ospina quiso contener y terminó empujándola a las redes. El terremoto llegó al coloso José Díaz y a las calles peruanas.

Pekerman y Gareca pedían calma a sus pupilos. Las matemáticas se confabularon y el resultado favorecía a los dos. Una noche, dos ganadores. Porque para Perú, ya estar sintiendo el frío de Rusia, es un triunfo.

"El mensaje al hincha es que no deje de creer en nosotros, que siga confiando en nosotros", dijo Gareca.

LO EMOCIONAL

El seleccionador peruano, Ricardo Gareca, admitió el martes que lo emocional fue importante para que Perú no realice un buen partido frente a Colombia, pero pidió que tengan fe en los jugadores para clasificar a Rusia-2018, ahora vía repesca.

Perú empató en Lima 1-1 con Colombia, que gana el cuarto cupo sudamericano para el Mundial de Rusia-2018, mientras que la escuadra inca va a un repechaje en noviembre contra Nueva Zelanda.

"No hicimos un gran partido de los muchos que los jugadores pueden dar, y en eso tuvo que ver lo emocional y la presión", dijo Gareca en rueda de prensa tras el término del encuentro con los cafeteros en la última fecha de las eliminatorias sudamericanas.

Gareca reconoció que los dos últimos partidos contra Argentina en Buenos Aires y Colombia en Lima fueron encuentros complicados, en los que Perú no pudo hacer su juego de toque.

El técnico dijo que desde este miércoles empiezan a analizar a Nueva Zelanda y a evaluar la logística para llegar en las mejores condiciones a ese importante encuentro. La lista de convocados la entregará el 20 de octubre.

"El mensaje al hincha es que no deje de creer en nosotros, que siga confiando en nosotros", dijo Gareca.

UN GUERRERO

Paolo Guerrero es ídolo en Perú y se ha convertido en una década de jugador de selección, en un referente de un nuevo estado de ánimo del equipo, que en base a su contagiante empuje dejó atrás la imagen claudicante que lo caracterizó en eliminatorias anteriores para ser un equipo batallador y fuerte.

El tanto de Guerrero lo ratifica como uno de los puntales ofensivos de su equipo en esta eliminatoria a Rusia-2018, con siete anotaciones. Además, es el goleador histórico de Perú con 33 dianas en más de 80 presentaciones internacionales.

El capitán peruano, de 33 años, ha sido considerado por la crítica como uno de los mejores atacantes de la eliminatoria sudamericana. A base de garra, fortaleza física y técnica Guerrero se ha ganado a pulso un sitial en la historia del fútbol de su país.

Irónicamente, no debutó en Perú, donde se formó en las divisiones menores de Alianza Lima, sino en Alemania, en 2004, en filas del Bayern Munich donde su habilidad para saltar y cabecear lo puso en el mapa.

De ahí pasó al Hamburgo de donde emigró al Brasil en 2012 para jugar por el Corinthians, al cual llevó a conseguir una Copa Mundial de Clubes gracias a un gol suyo. Fue incluso goleador del Timao, con 54 tantos.

Ahora, Guerrero está a un paso de meter a Perú en un Mundial después de 36 años. Para ello deberá dejar en el camino a Nueva Zelanda, con quien disputará el repechaje en la primera quincena de noviembre en duelos de ida y vuelta.

Sólo ahí, con el boleto a Rusia-2018, el inclaudicable goleador habrá completado la promesa que hizo para colgar los botines con una sonrisa. Clasificar y jugar un Mundial.  

 

"Amamos y no sabemos nada" en el Teatro Circular

"Cretinos Solemnes" en El Galpón

"Amamos y no sabemos nada" en el Teatro Circular