Cargando...
Subrayado HD
Hoy
20°
Mostly Sunny

22°

11°

SÁBADO
13°
Partly Cloudy
17°
DOMINGO
11°
Breezy
23°
LUNES
13°
Mostly Cloudy
23°
MARTES
14°
Scattered Thunderstorms
18°

La trampa de las adicciones y cómo tratarlas en Uruguay

12 SET 2017 - 19:28 | Hay diferentes tipos de adicciones, a la comida, al juego, a las drogas. ¿Qué tienen en común?, ¿cuándo un hábito se convierte en adicción?

Por Antonio Álvarez

Un adicto es un esclavo. La etimología de la palabra adicto señala a alguien entregado a sus dueños, alguien que perdió sus derechos, incluso de decir No.

¿Cuál es el click qué convierte a un usuario en un dependiente?

Desde la trampa, se ve cómo la vida se va derrumbando. Van quedando atrás los años, los amigos, los logros, todo por una experiencia que en algún momento -tal vez- fue inocua y placentera.

[El video principal que acompaña esta nota, es la primera parte del informe. A continuación, a segunda parte]

Lo más duro para un adicto es descubrir que a otros no les hace mal lo que a él lo atormenta.

Pueden ser las drogas, las compras, el sexo, el juego de azar, las relaciones tóxicas. Todas las adicciones se parecen. O mejor dicho: el cerebro de los adictos es parecido.

Así lo dice el doctor Fredy Da Silva, psiquiatra y especialista en adicciones con muchos años de experiencia.

Da Silva cree que el origen de las adicciones hay pérdidas, aunque también hay rasgos en el cerebro de las personas que determinan la pulsión indominable. Compartimos sus apreciaciones.

Entre los centros que ofrecen tratamiento para tratar la adicción a las drogas, se encuentra el Centro Aconcagua. Si bien el tratamiento tiene costo de manera particular, se puede acceder a través de la cobertura mutual si es indicado por un médico.

Método Cicama. Marcelo Aquistapace es un reconocido parapsicólogo. Estando en Chile, en 2012, alguien le propuso trabajar en un proyecto monumental: utilizar sus dotes de hipnotizador para ayudar a controlar adicciones.

Aquistapace comenzó a estudiar neurociencias, amplió sus conocimientos de psicología y comenzó a montar la metodología que desde hace dos años practica en su instituto Cicama.

Ayudado por tecnología multimedia -realidad virtual- su camino para salir de las adicciones hace que todas las semanas decenas y decenas de uruguayos vayan a su consulta en el 9 piso de la Galería El Polvorín.

Su trabajo se concentra en adicciones como el cigarrillo, la comida, el alcohol, las drogas ilegales, pero también es aplicable al juego, según afirma Aquistapace.

El parapsicólogo invita a las personas a hacer un viaje hacia un lugar que él llama “la fábrica”.

A través de sus palabras, los seguidores son conducidos por un parque, donde hay un lago, un lugar muy placentero. Una vez en la “fábrica” uno es colocado en un lugar de espectador, donde puede ver el lado oscuro de su adicción.

Pacientes que participaron de la experiencia afirman que la sugestión es tal que -por ejemplo- el adicto al tabaco no va a poder tolerar su olor. A muchos le pasa casi enseguida, otros deben esperar unas horas.

La base del sistema de Aquistapace es “engañar” a la conciencia (el adicto) a través del estado subconciente. Él le llamar “cambiarle” el borne a la mente para que, una vez que se salga de la sesión, la persona ya no tenga ganas de hacer lo que antes hacía sin parar.

Para dejar de fumar, es una sola sesión. Para dejar de comer son tres sesiones.

Uno de sus seguidores, Wilson, dice que quiso probar un cigarro en la primera noche, no porque tuviera ganas, solo para llevar la contra y vomitó. “Tiré hasta mi primera mamadera”, dijo entre risas.

Ahora, un tiempo después volvió a las sesiones, pero esta vez para adelgazar. Es que un adicto es siempre un adicto. Solo cambió el objeto. Conocemos más de cerca el método de Aquistapace.

"Amamos y no sabemos nada" en el Teatro Circular

"Cretinos Solemnes" en El Galpón

"Amamos y no sabemos nada" en el Teatro Circular