Cargando...
Subrayado HD
Hoy
12°
Partly Cloudy

15°

11°

VIERNES
Partly Cloudy
13°
SÁBADO
Mostly Sunny
14°
DOMINGO
Sunny
15°
LUNES
10°
Sunny
17°

Yihadista de París ya había estado preso por atacar a policías en 2001

21 ABR 2017 - 09:06 | Su identidad está en duda: Karim Cheurfi, francés de 39 años, o Abu Yussef 'El Belga'. No se sabe si es la misma persona.

Una nota manuscrita defendiendo al grupo Estado Islámico (EI) fue encontrada cerca del cuerpo del atacante que mató a un policía en la noche del jueves en los Campos Elíseos en París, dijo a la AFP este viernes una fuente cercana a la investigación.

En el vehículo de Karim Cheurfi, un francés de 39 años que abrió fuego contra varios agentes (mató a uno e hirió a dos) antes de ser abatido, también se halló un Corán, indicaron las fuentes.

El autor del ataque fue abatido después de que disparara contra los agentes hacia las 21H00 locales (19H00 GMT) en esta concurrida avenida en pleno corazón de París, declaró a la televisión el presidente François Hollande.

El grupo yihadista Estado Islámico reivindicó el ataque perpetrado en la famosa arteria comercial, frecuentada por turistas y parisinos. "El autor del ataque en los Campos Elíseos es Abu Yussef 'El Belga' y es uno de los combatientes del Estado Islámico", indico su órgano de propaganda Amaq.

Sin que quede claro si se trata del mismo individuo, las autoridades francesas indicaron que el agresor es un francés de 39 años que era objeto de una investigación antiterrorista y que había estado preso a partir de 2005 por haber intentado matar a policías.

Había sido detenido nuevamente el 23 de febrero, tras haber manifestado su intención de matar policías, pero fue puesto en libertad por falta de pruebas, según las mismas fuentes.

En la noche del jueves se realizó un registro en la periferia de París, en el domicilio del sospechoso titular del documento de matriculación hallado en el vehículo utilizado en el ataque.

"El agresor llegó en un vehículo y abrió fuego contra la patrulla policial con un arma automática. Mató a uno de los policías e intentó agredir a los otros corriendo" detrás de ellos, indicó una fuente policial.

Un hombre contra el que pesaba una orden de búsqueda emitida por Bélgica y sospechoso de haber querido viajar a Francia se personó en una comisaría de Amberes, informó este viernes el Ministerio del Interior francés horas después de un atentado.

"El hombre objeto de una orden de búsqueda difundida por las autoridades belgas se personó en una comisaría de Amberes", en el norte de Bélgica, declaró a la AFP el portavoz del Ministerio del Interior, Pierre-Henry Brandet, sin confirmar si existe un vínculo entre él y el atentado.

Preguntado por la radio Europe 1 sobre el señalamiento de este hombre, Brandet respondió: "¿Está relacionado de cerca o de lejos con lo ocurrido en los Campos Elíseos? No se lo puedo decir (...), hay una serie de informaciones que tenemos que verificar". "No nos podemos permitir cerrar ninguna puerta", añadió.

Según un portavoz de la fiscalía federal belga, consultada este viernes por la AFP, "lo que se puede decir es que, en este momento, a las 09h15 de esta mañana (07H15 GMT), no existe un vínculo entre este suceso (el tiroteo en París) y Bélgica", aunque "la investigación continúa activamente en estrecha colaboración con los investigadores franceses".

Según una fuente próxima a la investigación sobre el tiroteo en los Campos Elíseos, el hombre señalado por Bélgica, de 35 años y "muy peligroso", será interrogado sobre un expediente belga. Durante un registro, las autoridades belgas encontraron un billete de tren de alta velocidad de la línea Thalys con destino a Francia con fecha de 20 de abril de 2017, armas y pasamontañas.

Una turista, cuya nacionalidad no ha sido comunicada, resultó "herida levemente" durante el tiroteo, señaló otra fuente policial.

Choukri Chouanine, gerente de un restaurante ubicado en la adyacente calle Ponthieu, dijo a la AFP que escuchó un "tiroteo breve" pero "con muchos disparos". "Tuvimos que esconder a nuestros clientes en el sótano", agregó.

"Hubo una ola de pánico en el metro Franklin Roosevelt, la gente corría en todas direcciones", contó una mujer que se encontraba cerca de los Campos Elíseos.

El barrio comercial se encontraba acordonado. Decenas de agentes fueron desplegados en el sector, sobre el cual sobrevolaba un helicóptero.

Varias capitales brindaron su apoyo a Francia. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien calificó rápidamente al ataque de "terrorista", presentó sus "condolencias al pueblo francés".

Y este viernes, advirtió de que el mortal ataque en París "tendrá un gran efecto" en las próximas elecciones presidenciales de Francia. "Otro ataque terrorista en París. El pueblo de Francia no tolerará mucho más de esto. Tendrá un gran efecto sobre la elección presidencial!", escribió Trump en su cuenta de Twitter.
El principal sospechoso de los atentados, que habría jurado lealtad al Estado Islámico, estaba fichado por los Servicios de Inteligencia del país.

CHEURFI, EL PELIGROSO

Según los medios franceses, el atacante es Karim Cheurfi, un viejo conocido de las autoridades y fichado por los Servicios de Inteligencia del país.

En 2011, Cheurfi, entonces de 23 años, robó una pistola a un agente de Policía y le disparó tres veces, en el pulmón, la pierna y el pie. Además disparó contra otros oficiales que no resultaron heridos. Según informa Le Parisien, el islamista fue condenado en 2003 a 20 años de prisión, pero las autoridades decidieron reducir su condena a 15 en 2005.

Días antes del citado incidente protagonizó otro hecho delictivo con armas de fuego cuando se dio a la fuga junto a su hermano a bordo de un vehículo mientras disparaba contra los agentes que trataban de arrestarlo.

El Estado Islámico, a través de una de sus terminales mediáticas habituales, identificó al atacante como Abu Yusuf al-Balgiki, pero las autoridades se negaron a confirmar públicamente su identidad. No se sabe si es una maniobra distractiva,o si efectivamete es otro hombre el autor del atentado.

No obstante, diversos medios galos coinciden en señalar que Cheurfi había sido investigado por supuestos vínculos islamistas y que utilizó Telegram para hacer públicos sus deseos de matar a agentes de Policía.

France2 va más allá y asegura que los Servicios de Inteligencia habían detenido e interrogado a Cheurfi recientemente, pero finalmente decidieron dejarlo en libertad. Sus vínculos extremistas eran un hecho.