Cargando...
Subrayado HD
Hoy
11°
Showers

16°

11°

LUNES
11°
Showers
12°
MARTES
10°
Rain
13°
MIÉRCOLES
13°
Showers
20°
JUEVES
13°
Partly Cloudy
21°

Los asesinos de Fernando Cortés le dispararon al advertir que era policía

20 ABR 2017 - 12:50 | La víctima, de 40 años, era un agente ascendido por resolver crimen de exesposa del Fiscal de Corte. Trabajaba como portero para mejorar sus ingresos.

El cabo Roberto Cortés será velado desde las 14:00 hasta las 16:30 horas en la Organización Salhon (8 de Octubre 4069 esquina Pan de Azúcar).

El entierro será realizado en el Panteón Policial del Cementerio del Norte a la hora 17:00.

Cortéz había sido ascendido recientemente por haber resuelto el caso de rapiña seguida de asesinato de la exesposa del Fiscal de Corte, Jorge Díaz, ocurrido en Malvín en febrero de 2016.

A los 40 años, el cabo Cortés trabajaba en Investigaciones en la Zona II de la Policía.

A esa hora estaba cumpliendo funciones de seguridad en un SPA, situado en Candelaria y Asamblea, donde también trabaja su esposa como masajista.

Hacía tiempo que realizaba esa tarea. Entre 16 y 22 horas siempre estaba apostado en la puerta del negocio o en los alrededores. Los vecinos lo conocían bien y apreciaban el hecho de tener un policía en la cuadra.

Solía pasar mucho tiempo vigilando desde dentro del auto. Anoche, fue sorprendido por los delincuentes.

Pasaron por delante del auto, y se detuvieron ante el hombre. Lo amenazaron con un arma y le pidieron que descienda.

Cortés demoró unos segundos en bajar. Uno de los atacantes le dijo a su compinche: “ tírale que es policía".

Los vecinos sintieron los cuatro disparos, uno de los cuales fue directo al pecho.

Al momento del ataque, dos funcionarios pertenecientes al Departamento de Bus Seguro pasaron por el lugar en un ómnibus del Sistema de Transporte Capitalino.

Observaron lo que ocurría y descendieron inmediatamente.

Se dirigieron hacia los fugitivos, se identificaron como policías y les dieron la voz de alto.

Los autores hicieron caso omiso y cruzaron balazos con los agentes. Uno de los rapiñeros resultó herido, pero logró escapar. Ambos delincuentes salieron en direcciones opuestas.

La emergencia comprobó que Cortés presentaba heridas de entrada de proyectil de arma de fuego en la región de la pared lateral del tórax, sobre el lado izquierdo, una herida de entrada en región xifoide y 2 heridas en miembros inferiores, una en pierna derecha y una en pierna izquierda con entrada y salida. Falleció en el Hospital Policial.

José Azambuya, director de Policía Científica, enumeró las pruebas encontradas en la escena del crimen.

Allí se encontraron manchas de sangre que podrían permitir ubicar a uno de los agresores.

El abogado del sindicato policial, Washington Abdala, dijo que se van a revisar las denuncias por amenazas que hubiera podido recibir Cortés.

En los últimos 60 días, el cabo no había realizado ningún planteo, apuntó Abdala, quien no descartó que Cortés pudiera haber sido emboscado por su actividad como investigador.

En la mañana del miércoles, el cabo había participado de un allanamiento. Fuentes policiales dijeron a Diego Píriz, periodista de Subrayado, que una de las tantas hipótesis acerca del asesinato podría estar relacionada con este operativo y otros que estaba desarrollando el falleciod.