Cargando...
Subrayado HD
Hoy
16°
Cloudy

21°

12°

JUEVES
16°
Scattered Thunderstorms
20°
VIERNES
16°
Thunderstorms
19°
SÁBADO
12°
Scattered Thunderstorms
18°
DOMINGO
12°
Partly Cloudy
16°

ONG apuesta a la educación para integrar a jóvenes de la Cruz de Carrasco

07 OCT 2016 - 19:57 | “Madres de la Cruz” es un grupo de mujeres, entre ellas, María Laura Methol, víctima de la rapiña donde asesinaron a Heriberto Pratti.

Madres de la Cruz es una ONG que atiende a 60 niños y jóvenes en la zona de la Cruz de Carrasco brindándoles apoyo escolar y liceal y también asesorando y orientando a las familias.

Para estas mujeres el único camino para frenar la violencia en la sociedad, es seguir apostando por la educación y la inclusión de niños y jóvenes de barrios castigados por la pobreza.

Estas mujeres conocen muy bien a los jóvenes del barrio, saben cuál es la receta para fabricar un delincuente y tienen claro que deben combatir las causas si se quiere encontrar una solución definitiva.

El asesinato de Heriberto Pratti les afectó particularmente. María Laura Methol, la mujer víctima de la rapiña es una de sus compañeras, es una de las fundadoras de Madres de la Cruz. Pero el dolor no las detiene, muy por el contrario, las impulsa a redoblar su esfuerzo.

Este grupo de madres solidarias que se han puesto como desafío ayudar a jóvenes desfavorecidos, están convencidas que la educación es el camino para erradicar las conductas violentas y así lo vienen poniendo en práctica desde hace más de 18 años.

El sitio para donaciones o contacto a las Madres de la Cruz es www.madresdelacruz.org

HISTORIAS. Mica está en 5º de Derecho, quiere ser abogada y mientras tanto trabaja como peluquera, profesión para la que también se capacitó. Pero además, dedica su tiempo libre ayudar en los estudios a los más chicos.

Martín, al que todos conocen como Cafú, estudia y trabaja, y aconsejó a los demás jóvenes que no abandonen los libros.

Bruno, es un gran corredor de media y larga distancia y además retomó los estudios porque tiene claro que ahí se juega su futuro.

Giuliana con una contagiosa convicción dijo a Subrayado que quiere ser jueza.

 

Carolina es una mamá que ha recibido una gran ayuda para criar a sus hijos y ahora es ella la que da una mano en la cocina.