Cargando...
Subrayado HD
Hoy
20°
Mostly Sunny

22°

11°

SÁBADO
13°
Partly Cloudy
17°
DOMINGO
11°
Breezy
23°
LUNES
13°
Mostly Cloudy
23°
MARTES
14°
Scattered Thunderstorms
18°

Sube el ingreso medio en los hogares

Las cifras del Instituto Nacional de Estadística muestran que el ingreso promedio en los hogares uruguayos sigue subiendo y está en niveles máximos de las últimas décadas. Hablamos de ingresos reales, es decir, descontada la inflación.

Y precisamente, la baja en la inflación es la principal explicación del aumento en el ingreso real. Los ajustes de salarios en 2016 se negociaron con una inflación que estaba en torno a 9% anual: si los trabajadores no querían perder salario, debían ajustar en torno al 9%. Y eso fue lo que pasó: los aumentos de salario (en promedio) están algo por encima de ese nivel, pero los precios no subieron tanto como se esperaba: la inflación bajó de 9% a menos de 6% en un año. Así, el aumento salarial rinde más y el ingreso real de los hogares aumenta. Esto a pesar de la caída en el empleo y el aumento en el desempleo (que ahora parece haber frenado).

El aumento en los salarios se extiende –por disposición constitucional- a las jubilaciones, y por lo tanto se repite la historia: están rindiendo más que el año pasado, más allá de su monto en términos absolutos.

Si el escenario es tan auspicioso ¿por qué hay tantos ciudadanos a los que les cuesta cubrir los gastos? La alegría va por barrio: la inflación se mide a través del IPC (Índice de Precios del Consumo), que refleja la canasta promedio de consumo en Uruguay. En el IPC, los alimentos y bebidas son casi la tercera parte del gasto, pero en los hogares de menores ingresos esa proporción es mayor (puede superar el 40%). En cambio, en los hogares con más ingresos (y más gastos) esa proporción es menor porque son más importantes los gastos en servicios (educación, salud, vivienda, etc.).

Dado que la inflación ha caído principalmente por la baja en el precio de los alimentos (muchos se mantienen al mismo precio que el año pasado, o menor), eso beneficia más a los hogares de ingresos menores, y no tanto a los de ingresos mayores. Vale aclarar que cuando hablamos de alimentos aludimos principalmente a los básicos: arroz, azúcar, frutas, verdura y –por supuesto- carne. Los alimentos preparados o elaborados han subido más y si la familia consume más de esos alimentos, seguramente no está viendo que la plata rinde más.

También hay que considerar que la política salarial de los últimos años ha intentado mejorar particularmente los salarios más bajos, con aumentos por encima del promedio. Este avance, por tanto, también se expresa en los hogares de ingresos menores, no tanto en los de ingresos medios o altos.

Por último, hay otro asunto insoslayable: los trabajadores y jubilados de ingresos medios o altos que pagan IRPF / IASS están pagando bastante más de estos impuestos, por la suba en las tasas y la reducción de las deducciones. Sus hogares tienen más ingresos, pero pagan más al Estado.

SOBRE EL BLOG

Espacio dedicado a la información y análisis económico, accesible para todos

Sobre El Autor

Periodista especializado en información económica y empresarial. Columnista de Subrayado. Su twitter es @NicolasLussich.

VER TODOS LOS BLOGS