Cargando...
Subrayado HD
Hoy
11°
Showers

16°

11°

LUNES
11°
Showers
12°
MARTES
10°
Rain
13°
MIÉRCOLES
13°
Showers
20°
JUEVES
13°
Partly Cloudy
21°

Peñarol infló el globo

El partido comenzó con la frialdad de la noche

Imprecisiones de principiante marcaron el atropellado andar del balón que pasó del pie de un futbolista aurinegro al de un rival. 

Huracán tampoco se salió del libreto desordenado cuando la historia reservó un error de entrega a quien rara vez se equivoca (Costa) y un final digno del mayor elogio: Romero Gamarra aprovechó el error del argentino que defiende a Peñarol y sacudió la red con la precisión y frialdad de un francotirador cuando sólo se habían jugado siete minutos.

Pasaron otros siete minutos para que llegara la primera jugada de riesgo para el equipo de Da Silva y treinta segundos más para sumar la segunda: Forlán dejó sin aliento a los hinchas con brutal tiro libre que raspó el palo y Nandez puso a prueba las virtudes de Marcos DIaz que respondió con clase ante un remate furioso del juvenil. 

También Maxi Rodríguez probó de lejos y se quedó con el grito atragantado por una cuestión de milímetros. 

Con el paso de los minutos, Peñarol sitió al Globo que asumió el rol de equipo dominado y se limitó a alguna salida de contragolpe que ponía a prueba una defensa más preocupada por sumarse al ataque que por cumplir su función.

Aguiar, de overol, y Forlán, de frac, trataron de comandar el afán ofensivo -con la colaboración de las constantes subidas de Aguirregaray- pero el fino trazo que se dibujaba en media cancha se borroneaba en área ajena.

El fragor de la batalla copera cobró su primera víctima. Valdez quedó fuera de combate y obligó a ajustes defensivos que perturbaron a Peñarol.

Hubo un toque de suspenso cuando Huracán se aprovechó del alma solidaria de Guruceaga que había abandonado el arco para asistir a Miralles que estaba herido fuera del área. Hubo remate de Bogado y gol invalidado por el juez que respaldó la actitud ejemplar del guardameta anulando la acción. 

Siguieron dramáticos momentos para los mirasoles.

Una tapada increíble de Guruceaga y un remate de San Román que sacudió el travesaño aportaron acciones dignas de película de terror a la recta final del primer tiempo. 

Es más, el pitazo que marcó el final fue música para el equipo de Da Silva.

En el complemento, Marcos Díaz agigantó su noche de leyenda con una tapada de colección ante cabezazo de "El Ángel" Murillo a un suspiro de la red. La atajada fue tan maravillosa que más de un relator se devoró el grito o lo soltó engañado por el salto felino del colombiano.

La intensidad bajó con el paso de los minutos. 

Todo lo que se criticaba al funcionamiento del equipo de Bengoechea apareció en cancha como un viaje de regreso al pasado. 

A Forlán le costó desplegar su artillería de media distancia y, con el paso de los minutos, el equipo del "Polilla" se quedó sin ideas. 

Los nervios se multiplicaron y la mente se nubló.

Para el último cuarto de hora, tres centrodelanteros conformaron el ataque de Peñarol: Murillo, Palacios y Affonso. El problema -sin resolución acertada- fue cómo llenar las bandas con criterio y precisión para abastecerlos. 

No fue posible.

Huracán respondió el embate ofensivo de Peñarol con una segura línea de cinco defensores y el ingreso del peligroso Abila para perturbar a los zagueros uruguayos.

Peñarol quedó mal parado con la derrota. Fue un espectro del súper equipo que esperaban los hinchas y bajó la cabeza ante El Globo de Parque Patricios que se debate por mantener la categoría en Argentina.

La pelota que reventó en el travesaño el equipo visitante en los descuentos fue la postal del andar tortuoso de un equipo aurinegro que se fue con bronca y desorientado del Centenario.

 

 

 

 

SOBRE EL BLOG

Una colección de historias, opiniones, anécdotas y desvelos.- Recordando que en el deporte y la vida todo puede ser una falacia.-

Sobre El Autor

Domador de palabras, narrador de emociones, padre feliz y en construcción. Blog personal: robertomoar.blogspot.com

VER TODOS LOS BLOGS